Paredes sentenció el gran triunfo de Racing frente a Progre

Racing, con mejor cierre, se llevó un triunfo gigante. Los locales estuvieron torcidos desde la línea de simples (en los 3' finales 0-6) y Racing lo aprovechó para alzarse con la victoria 89- 86. Paredes (15) metió los últimos 3 puntos para el ganador.

En General Roca, Del Progreso y Racing (Chivilcoy) animaron un cotejo que fue ganando en emociones con el pasar de los minutos. La baja efectividad en los libres del equipo de Daniel Jaule y desaciertos en pasajes claves del juego le posibilitó al visitante ir con chances al aro contrario, donde el buen trabajo de sus internos (Morris 15 puntos, Ojeda 10 y O' Garro JR 12) y las apariciones productivas de De Pietro (17) y Paredes (15) condujeron al triunfo 89 (46) a 86 (45).

En la última del juego Progreso, con 12 segundos no pudo sacar el tiro de tres para llevar el juego a la prórroga.

Ambos equipos salieron con marcas individuales y se prestaron el dominio en el tablero. Lo mejor del equipo de Jaule empezó con los puntos de Brizuela y los cortes al cesto con aciertos de Marangello y Ledesma (5-2 a los 3' y 8-4 a los 5'). El visitante encontró en la movilidad, con las corridas de De Pietro y compañía, llegar al aro rival con soltura (12 a 13 a los 7'). Con el juego equilibrado el primer cuarto finalizó 25-26.

En el segundo tramo creció la labor de los internos de Racing, sobre todo con las intervenciones de Morris y O' Garro JR, quienes además de anotar, rebotearon bien para alzarse con segundas opciones; a Progreso ya le costaba entrar en la pintura rival. El partido siguió sin despegues en el tablero principal, fueron doble a doble hasta llegar al cierre del segundo capítulo (parcial: 45-46).

En el tercer episodio empezaron a aflorar los roces productos de marcas más intensas, entonces el partido fue tomando otro matiz; a los 5' del 3C un triple de Maranguello adelantó a Progreso 58-55. Pero el envión de los locales duró poquito. Esa levantada (ahora 65 a 58) se secó después del intento fracasado de 3 de Maretto (19 puntos). La visita respondió con un parcial de 10-3 y a la banca 68 a 68.

En el cuarto periodo, Racing volvió a jugar en equipo, con muchos pases de mano en las ofensivas estacionadas fue sacando puntos una y otra vez, y la contra también hizo hacer diferencias; De Pietro le dio gol con sus penetraciones y la dupla de extranjeros volvió a dar pelea en los rebotes.

Sin embargo, fue palo y palo porque un par de triples del local no permitieron la escapada (77-77 y 84-84 con 2' por jugar. Brizuela (17) ya se había ido por acumular dos intencionales, y el local buscaba la falta para ir a la línea porque ya estaba en bonus.

Desde la línea de libres se definió todo: Progreso malogró 6 libres seguidos y Racing acertó 3 de 4 con Paredes (26 sobre 33 para el visitante). Jaule pidió minuto para armar la última ofensiva con 12 segundos, pero el local, bien marcado por un rival que batalló una y otra vez en rodeo ajeno. El equipo de Dambrosio se llevó lo que buscó con mucha entrega grupal, la victoria.


Informe: Prensa Del Progreso

Reinero Albarracin & Asoc. - Consultores económicos

Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor