Nico Laprovittola: Fue una temporada muy intensa

El base habló con Básquet Plus de un año particular, que empezó con Río, siguió con los Spurs, continuó con Baskonia y ahora asoma con el Zenit ruso.
Foto ACB

Si algo queda claro con Nico Laprovittola es que no lo asustan las mudanzas. Después de 6 años en Lanús y 2 en Flamengo, su valija tuvo mucho trabajo. Primero Lituania, luego Madrid, más tarde San Antonio, posteriormanete Vitoria y ahora se viene uno de los más largos: Rusia. Charlamos con Nico aprovechando su estadía en el país de eso y muchos temas más.
- Haceme un balance cronológico resumido de lo que fue la temporada para vos. Empecemos con San Antonio, y decime si tuvo alguna partecita agridulce, eso que de afuera no se ve.
. No me puedo quejar de la temporada que tuve. Intento ver los lugares, los equipos y los compañeros que tuve. Lo miro más desde ese lado, y no desde lo negativo. Si bien a nadie le gusta ser cortado de un equipo, fue mi primera experiencia NBA, justamente en San Antonio, el equipo donde cualquier joven sueña estar y además lo viví muy intensamente. Fueron 4 meses: un mes antes de la pretemporada, un mes de pretemporada y casi dos meses de serie regular. Estar en ese mundo, vivirlo, experimentarlo, competir ahí... y la verdad es que lo hice bien, no puedo pensar que lo hice mal. Incluso el mismo día que me cortaron me dijeron que la decisión iba por otro lado. Entonces me fui tranquilo y muy contento. Obviamente me hubiese encantado quedarme toda una temporada o estar ahora ahí, pero no se dio así. Yo sabía mi rol en el equipo y las cosas que podían pasar. Creo que mi trabajo lo hice, me sentí siempre con mucha confianza, estuve feliz y disfruté muchísimo. Lo poquito agridulce no tapa ni por asomo lo que viví. Los seis últimos meses del 2016, empezando con los Juegos, fueron muy intensos, creo que jugué muy bien, me entrené muy fuerte en San Antonio y por eso me gané mi lugar. Después llegó Baskonia, un equipo top de Euroliga, que le jugó de igual a igual a todos. Le ganamos a Fenerbahce, que después fue campeón, en Turquía. Esta temporada como autocrítica reconozco que me pesó no competir. Jugar pocos minutos. Estar en un equipo NBA, con poca participación, para después llegar a Baskonia, hizo que me costara encajar. Igual podría haber jugado mucho mejor, pero me costó entrar en sistema. No llegué a rendir al nivel que yo esperaba y tampoco al que el club esperaba, por algo decidieron que no siga. Terminé la temporada quizá con una leve mejoría, pero no me alcanza. Jugué en la NBA y en un equipo top de Euroliga, quedando afuera contra el CSKA jugándole de igual a igual. Lo negativo fue los pocos minutos y la poca participación, pero hay que tener en cuenta que llegué a España a un equipo de gran nivel en medio de la temporada, con un ritmo y una dinámica de todo un año ya armada. Igual terminé con buenas sensaciones.
-¿De la NBA qué te llevaste? La experiencia es inigualable, pero como jugador ¿qué te queda?
. Primero poder vivir en ese mundo. Cómo preparan los partidos, los métodos de trabajo, las máquinas con las que se labura, como una franquicia está atrás de 15 jugadores y los hace mejores a todos. San Antonio además es de las mejores franquicias en eso. Me llevé muchas cosas. Estar en la NBA te abre la cabeza mucho más. Y te das más cuenta cuando hablás con tipos como Luis (Scola) o Pablo (Prigioni), que siempre intentan traer esos métodos de trabajo a la Argentina.
- A la distancia, me dio la sensación de que en Baskonia te costó sacarte el chip de la NBA.
. Puede ser. También lo pensé desde ese lado. Yo venía de jugar de una manera más liberal y Baskonia estaba jugando de una forma más estructurada. No había tantas libertades. Europa es así. Y me costó eso. En la NBA, al haber tantos partidos, los errores no son tan graves, y me costó adaptarme a eso.
- Baskonia te generaba además una responsabilidad muy distinta.
. Ellos tenían pretensiones de un equipo top de Euroliga. No podía yo pretender ir ahí y tener el mismo rol que en Estudiantes de Madrid. Eso me costó y tengo que ser autocrítico para corregirlo.
-¿Y qué pasó después? porque terminaste jugando mucho mejor.
. Muchísimo mejor. Terminé con muy buenas sensaciones al final de la temporada. Encontré una manera de jugar que ayude al equipo y eso me generó más respeto de mis compañeros. Y de Sito (Alonso, el DT) también.
-¿Y por qué Rusia ahora? Ya sos un globetrotter.
. La verdad es que fue una oferta fuerte, y desde el primer momento dejaron en claro que yo era la prioridad. Que me pasara después de una temporada en la que no había tenido tanta participación me gustó. Ellos también me habían buscado un año atrás, y eso me demostró que me seguían, que me querían. Y eso es lo que necesitaba yo ahora. Si podría haber esperado más hoy intento no pensarlo. Pero la oferta de Rusia me tentó. Es una Liga donde puedo crecer. No tiene la difusión de la española, la italiana o la turca, pero invierte mucho dinero, tiene muy buenos jugadores y por eso creo que puedo desarrollarme bien.
- Es muy distinta la situación a cuando fuiste a Lituania.
. Obviamente. Yo no tenía pasaporte, me costó mucho entrar a Europa entonces lo que quedaba era Lituania y una oferta de Alemania, entonces elegí más por la relación con Nicola. Hoy estoy más consolidado en Europa, puedo crecer y tengo mi nombre. Cuando llegué a Lituania nadie sabía quién era.
- Evidentemente o no te molesta ir a vivir a lugares un tanto exóticos, o climáticamente difíciles.
. Al día de hoy, al no tener responsabilidad de hijos, puedo elegir libremente dónde ir a jugar. No le tengo miedo al tema idioma, frío o cultura. Es más, creo que gracias a eso crecí como jugador y como persona. Mi cabeza está más abierta y acepto retos. Estoy contento con la carrera que hice.
- No sé si habrás averiguado algo, pero vas a una de las ciudades más majestuosas del mundo.
. Me han hablado muy bien de San Petersburgo. Tuve la chance de estar dos días cuando enfrenté al Zenit con el Rytas y me gustó mucho. Es una ciudad linda, cuidada e impactante. Tengo muchas ganas de llegar e instalarme.
- Ustedes van a jugar la Eurocup y la VTB. No la Superliga rusa.
. Jugamos la VTB y la Eurocup. El año pasado perdieron en quinto partido la semi contra el CSKA de la VTB. Estuvieron a punto de entrar a la Euroliga. Es un equipo que este año va a invertir. Armamos un equipo como para buscar llegar a la Euroliga.
- Es meritorio además que te haya elegido un técnico que fue un gran base, como Karasev. No sé si lo viste jugar.
. No lo ví jugar, voy a buscar a ver si encuentro algo de él. Me hablaron muy bien de él como jugador, que era quizá un poco más anotador, pero me viene bien que el entrenador haya sido un gran base.
-¿Del equipo estudiaste algo? Tiene algunos nombres conocidos.
. No quedan muchos del año en que los enfrenté. Ficharon a Whittington, que jugó la Summer League con San Antonio. A Simonovic, un alero serbio del Estrella Roja que jugó muy bien la Euroliga los dos últimos años, el base suplente es Reynolds, más atlético y defensivo...eso es lo que ví un poco del equipo.
-¿Hablaste con el entrenador sobre las expectativas y lo que quiere de vos?
. Antes de fichar hablé con Karasev de todo un poco. Fue una charla muy buena y me dio a entender lo que pretenden de mí.
- El equipo aspira a todo en lo que compita.
. Apuntamos a los dos torneos. En la VTB uno ve a equipos como CSKA o Khimki con unos presupuestos y una calidad más altos, pero estamos para pelearla.
-¿Te resulta cómo o fácil cambiar tanto de equipo estos años?
. Así se fue dando. Si me hubiese tocado repetir en otros lugares me hubiera gustado. En Estudiantes tenía para quedarme y decidieron cortarme, por eso fui a San Antonio. Yo empecé en Argentina estando 6 años en Lanús, después 2 años en Flamengo. Después fui creciendo y cambiando de equipo. Las decisiones las tomo yo, pero se fue dando así. Acá firmé dos años, 1+1. Estoy feliz con las decisiones que tomé y con la carrera que hice hasta ahora.
- De hecho la única decisión real que tuviste que tomar fue la de irte del Lietuvos a Estudiantes.
. Puede ser. Después lo de San Antonio lo decidí yo, ir a los Juegos Olímpicos sin contrato.
-¿Y qué te pasa cuando estás acá? El otro día en el Juego se los notó movilizados a los que vinieron de afuera.
. Cuando vengo acá intento aprovechar todo el tiempo posible para estar con la gente que quiero, para pasarla bien. Lo del Juego fue espectacular, salió muy bien. Viniendo de afuera quizá vengo con muchas ganas, quizá los que jugaron una liga tan larga como la argentina tenían ganas de descansar, pero creo que todos colaboraron.
-¿Qué te pasa con este año que pinta también para ser muy movilizante con la selección? La AmeriCup es bastante distinta a un FIBA Américas, después vendrán las ventanas, que nadie tiene del todo claro cómo funciorán...
. Creo que nosotros los jugadores tenemos que pensar en la AmeriCup, no en noviembre, donde ojalá pueda estar. Siempre nos centramos en un torneo solo. Quizá tengamos que ir cambiando eso con el correr de la concentración. Va a ser algo nuevo, no lo tengo tan claro. Pero cuando la selección nos necesite vamos a tratar de estar ahí.
-¿La AmeriCup va a ser un objetivo en sí mismo? Porque, salvo Scola, definitivamente toma el control la generación tuya.
. Hoy mi viejo me gastaba porque después de Luis soy el más viejo. Es algo lindo, bueno para nosotros. Y tener a Luis como líder. Nos ha ayudado muchísimo en todo. Tenerlo es muy importante, pero los jóvenes también van a tener que pensar en armar un buen bloque, porque si se da eso cada vez vamos a estar mejor para competir.
-¿Cuando tomaste la decisión de Rusia, en algún rincón de tu cabeza pensaste que eso te iba a permitir jugar en la selección? Porque los de Euroliga es muy difícil que puedan.
. En algún momento lo pensé. La selección para mí es importante y espero poder estar, pero no es un tema que haya hablado ni con el entrenador ni ninguna otra persona del Zenit.
- Las ventanas van a ser complicadas.
. La verdad no las analicé todavía, pero es obvio que todos van a queres clasificarse para el Mundial. No va a ser nada fácil.
-¿Pensaste en el viajecito que te puede tocar para jugar una ventana?
. No lo pensé. Va a ser un viaje largo, pero si la selección me necesita, me llaman y tengo el permiso, voy a estar disponible.
-¿Cómo estás viviendo por otro lado este particular momento de tu mamá Margarita Stolbizer, en una campaña particularmente difícil?
. Nosotros ya estamos acostumbrados en la familia a lo que es la época de campaña. Es difícil coordinar algo con ella. Yo también tengo muchas cosas que hacer, ya sea visitando amigos o dando algunas charlas en los clubes de zona Oeste. Hoy tiene más difusión por la alianza con Massa, pero sabemos que es algo que disfruta y que lo hace con pasión. No tenemos de qué quejarnos. 

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor