San Lorenzo le ganó a Quilmes con el corazón: 78-65

No hubo tanto juego, pero el equipo de Julio Lamas superó 78-65 a Quilmes y se quedó con el primer partido de la final de la Conferencia.



Penka Aguirre anotó 16 puntos en el Juego 1 de la final (foto: La Liga Contenidos)



SAN LORENZO (1) - QUILMES (0)
. Juego 1: San Lorenzo 78 - Quilmes 65

El Juego 1 de las finales de la Conferencia Sur tuvo un marco espléndido. El Roberto Pando estuvo repleto de hinchas de San Lorenzo y de Quilmes que lo vivieron con gran fervor. En un primer momento ambos equipos se vieron inmersos en lo que ofrecía el imponente marco: hubo errores de manejo y desatenciones. Pero San Lorenzo pudo establecer una ventaja entre el cierre del segundo cuarto y el comienzo del tercero. De esa manera entró al último parcial con una ventaja de 10 puntos: 60-50. El local pudo apaciguar el fuego ofensivo que venía siendo Quilmes y sobre todo Eric Flor (17 puntos, pero 5/20 de campo). Con 19 puntos, Gabriel Deck fue el máximo anotador de los de Boedo.
San Lorenzo arrancó con la premisa de jugar en el poste bajo con Jerome Meyinsse,  mientras que Quilmes arrancó fiel a su libreto: el tiro de tres puntos. Así llegaron los primeros seis puntos, cortesía de Luca Vildoza. 6-2 fue la primera ventaja del Cervecero. Pero a partir de allí el Cervecero entró en un pasaje de imprecisiones en ataque y San Lorenzo pudo aprovecharlo para meter un parcial 6-0 y darlo vuelta 8-6. En el duelo de santiagueños, Gabi Deck le sacó rápidamente dos faltas a Enzo Ruiz. La última parte de este cuarto inicial estuvo más pareja, con ambos equipos cometiendo errores en el manejo, por lo que ninguno pudo establecer una supremacía sobre el otro. Así fue como finalizó 19-19.
El segundo cuarto comenzó con la misma tónica. San Lorenzo se metió rápido en problema de faltas: cometió cuatro en tres minutos, pero eso no lo condicionó durante el cuarto. Sin embargo, las pérdidas fueron denominador común ese arranque de Quilmes y el Ciclón se escapó 24-19. En ese momento apareció el momento Vildoza, que con cuatro puntos seguidos acercó a su equipo a uno de distancia. San Lorenzo volvió a mejorar tras la individualidad de Luca y se puso 32-25 a través de un triple de Marcos Mata desde 8 metros. El tiro de tres no estuvo tan efectivo en el conjunto marplatense (5/18 al entretiempo) y Eric Flor tuvo la pólvora mojada en este período, por lo que Quilmes sumaba por intermedio de sus internos, en especial Ariel Eslava. En contrapartida, San Lorenzo terminó con una gran efectividad (gran pasaje de Calfani), por lo que se fue al medio tiempo 42-34 arriba en el marcador.
Tras los primeros 20 minutos de acción pueden observarse dos situaciones bien marcadas. Por un lado San Lorenzo diversificó el goleo de forma magistral: anotaron ocho jugadores. En cambio, Quilmes basó su anotación en Luca Vildoza (12) e Iván Basualdo (8), haciéndose previsible por momentos.
Nicolás Aguirre abrió el marcador en el complemento a partir de un tiro de tres puntos, que lo motivó para ejecutar un gran desempeño ofensivo en el desarrollo del tercer período. A su vez, la defensa del local estuvo muy concentrada e intensa, permitiéndole anotar a Quilmes recién después de 2:30 minutos. Ante este panorama el Ciclón sacó 14 (52-38) de ventaja cuando promediaba el parcial. Pero nunca hay que dar por muerto el corazón de Quilmes, que con tres triples casi consecutivos se acercó 54-47. La visita se puso dura en el costado defensivo y generó cierto nerviosismo en el rival, que decantó en una falta técnica de Marcos Mata. Sin embargo, el Cervecero no pudo aprovechar esta situación favorable porque inmediatamente cometió la misma infracción Eric Flor, a falta de 2 minutos. En ese par de minutos restantes ninguno de los dos estuvo fino de cara al aro, algo que favoreció a un San Lorenzo que arrancó el último cuarto con una ventaja de 10 unidades: 60-50.
El último parcial comenzó palo y palo, estuvo lleno de transiciones y eso favoreció a Quilmes, que se fortaleció mentalmente y se acercó 66-60 con un doble plagado de magia por parte de Eric Flor en la mitad exacta del cuarto. Se lo notó visiblemente incómodo en este pasaje a un San Lorenzo que ingresó en el juego que proponía el Cervecero. En ese momento de incertidumbre fue fundamental el trabajo sucio de Matías Sandes, anotando puntos y bajando rebotes ofensivos importantísimos. A falta de 2 minutos, un corte en mitad de cancha de San Lorenzo terminó en un volcadón de Deck, que provocó que la gente de San Lorenzo explotara en euforia. Con esa jugada, San Lorenzo se despegó un poco de Quilmes (72-57) y volvió a ser el dominador de las acciones. Así fue como pudo cerrarlo 78-65, por lo que se puso 1-0 en la final de la Conferencia Sur. Fue un juego trabado y no tan vistoso, pero el Ciclón pudo imponerse igualmente.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor