La Liga que se viene: ¿un U23 más, de formación, para planteles de 11 fichas?

La temporada 2017/18 de la Liga podría agregar una ficha U23 libre siempre y cuando tenga mínimo dos años de antigüedad en el equipo.


José Vildoza (Libertad) y Lucas Gargallo (Boca), dos ejemplos de pibes que tienen contrato y pueden estar dentro de los U23 libres

Tal y como venimos explicando en estos últimos días, la Liga Nacional planteará un par de cambios sustanciales pensando en la temporada 2017/18. Y si bien todavía no están aprobados por una cuestión de que se tienen que confirmar en la asamblea del mes de julio, la realidad es que hay puntos que están teniendo consenso y que, de no mediar sorpresas, con seguridad estarán implementados en la liga que se avecina.
 
Uno de ellos, además de mayores partidos para la Liga de Desarrollo y una LNB que sostendría los 56 partidos de la fase regular, hace un fuerte foco sobre las fichas U23. Y hablamos de un cambio interesante para cada equipo, una modificación que puede ser productiva y que también obligará a los equipos a hacer un hincapié más fuerte en los jóvenes jugadores que vienen de inferiores.
 
Hablamos de la inclusión de una ficha U23 que no ocuparía plaza (ni como U23 ni como mayor) siempre y cuando el jugador en cuestión tenga dos años de formación y permanencia dentro del club. Cada equipo podrá tener un solo jugador dentro de esta norma.
 
Un claro ejemplo podría ser el caso de José Vildoza, que para la 2017/18 seguirá siendo jugador U23 pero como en Libertad ya lleva varios años tendrá la posibilidad de ejercer esta opción que se implementará para la próxima Liga. El base cordobés tiene recién 21 años, está dentro del rango de los U23, llegó a Libertad hace 5 años y seguirá dentro de los Tigres porque tiene contrato hasta el 2019, por eso podría ocupar esta plaza "libre". 
 
El requisito para esta ficha es claro: mínimo dos años de antiguedad dentro del club y estar dentro del rango de U23. ¿Otros casos además de Vildoza? Lucas Gargallo (tiene contrato con Boca hasta 2019) y, de mantenerse dentro de los clubes donde jugaron en la 2016/17, Pedro Barral, Juan Pablo Vaulet o Gonzalo Torres por ejemplo.
 
Esto provocará que los equipos tengan una ficha extra, que pasará de las actuales 10 (8 mayores y 2 U23) a equipos con 11 jugadores (8 mayores más 3 U23, los dos habituales y el U23 comodín). Lo que se busca no solamente es ampliar el número de rotación, sino también un sentido más de pertenencia para los jugadores desarrollados dentro de cada equipo.
 
Otro punto a destacar es que la conformación de las fichas U23 no necesariamente será ocupada por nacionales. Un extranjero podría ocupar esta plaza siempre y cuando haya jugado la temporada 2016/17 en Liga de Desarrollo dentro de dicho equipo. ¿Ejemplo? No hay muchos, pero de mantenerse para la 2017/18 se pueden detallar casos como los de José Materán en Bahía o Yoansi Mensia en Gimnasia de Comodoro.
 

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor