El Valencia dominó al Madrid y quedó a un paso del título: 81-64

Valencia fue más que el Madrid en todos los aspectos y se llevó el tercer punto de la final, para quedar a un triunfo del título. Nocioni no anotó.


Dubljevic, gran figura del Valencia (Foto: ACB)

El Valencia volvió a mostrarse superior al Madrid desde lo colectivo y complementado con varias tareas individuales muy destacadas, se llevó el tercer punto de la serie final de la ACB. Los de Martínez se impusieron como locales por 81-64 y ahora dominan a los capitalinos por 2-1, quedando a una victoria de su primer título en la competencia doméstica española.
Will Thomas fue el máximo anotador del ganador con 16 puntos, seguido por Fernando San Emeterio (15) y Bojan Dubljevic (14). Por el Madrid no fueron suficientes los 16 tantos de Sergio Llul, los 15 de Gustavo Ayón ni los 13 de Luka Doncic. El que no estuvo en su tarde fue Andrés Nocioni, quien no anotó en 15 minutos dentro del campo de juego, fallando sus 5 intentos al aro (todos ellos de tres puntos).
El único cuarto favorable al equipo de Laso fue el inicial. Allí la visita se apoyó en una gran tarea defensiva para tomar las primeras ventajas de la jornada e irse al descanso con una pequeña diferencia de cinco tantos (16-11). Los primeros pasajes del segundo período siguieron viendo al Madrid en mejor forma (máxima de 10), pero rápidamente el trámite daría un giro de 180 grados. Una ráfaga de San Emeterio (dos triples y una asistencia para otra bomba de Diot) igualó las acciones en 30 y metió de lleno al público en el juego. El Madrid comenzó a mostrarse nervioso e incluso se fue a los vestuarios abajo por la mínima (36-35).
Aquel dominio del Valencia se iba a trasladar y potenciar en la segunda mitad. Los de Martínez se mostraban muchísimas más ordenados en ataque, ante un rival sin ideas claras y con muy bajos porcentajes de tiro. San Emeterio y Will Thomas lideraron la ofensiva del dueño de casa, que llegó a sacar 9, para más tarde cerrar con un interesante 59-51 en su favor. Laso les pedía calma a sus dirigidos, pero más allá de la rotación y la búsqueda de respuestas, poco iba a cambiar.
Los nervios y la ineficacia del Madrid continuó en el último cuarto. Los blancos parecían querer remontar la diferencia con uno o dos tiros grandes, en contraste con un Valencia con mucha más paciencia y orden. Guillem Vives castigó con dos triples, Romain Sato sumó un tercero y la brecha llegó a subir a 17. Desde allí, ya no hubo más para analizar: la visita ya no logró arrimarse y terminó cayendo por un 81-64 que lo deja contra la pared, obligado a ganar el cuarto punto para seguir con vida en el torneo.
Andrés Nocioni: 0 puntos, 1 rebote, 1 tapa, 1 falta y 0-5 en triples durante 15 minutos de juego.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor