Boston levantó un partidazo y venció a Cleveland en la última: 111-108

Los Celtics reaccionaron ante la baja de Isaiah Thomas y levantaron 21 puntos en contra para ganarles a los Cavs de LeBron. Bradley fue el héroe.




Bostón sacó a relucir todo su orgullo y le ganó a Cleveland un verdadero partidazo. Con Avery Bradley anotando un triple en la última bola para convertirse en el verdugo de la noche, los Celtics se impusieron 111-108 y le cortaron la racha ganadora e invicta a los Cavaliers en estos playoffs. La final del Este sigue en manos de Cleveland por 2 a 1, pero la demostración de corazón que lograron los Celtics este domingo merece un reconocimiento gigantesco ya que llegaron a estar 21 puntos abajo pero supieron despertar.

La fragilidad que parecían presentar los Celtics con la ausencia de Isaiah Thomas (lesión en su cadera) no importó, porque Boston sacó una reacción tremenda en el cierre del tercer cuarto y fue remontando una situación complicadísima de visitante. Pasó al frente a poco más de cuatro minutos para el cierre, terminando de llevarse un juego enorme con el bombazo letal de Bradley. El héroe de la noche anotó 20 puntos, aunque el gran mérito es de todo Boston en lo colectivo (con Marcus Smart, Al Horford, Jae Crowder y Kelly Olynyk como otras figuras).

A diferencia de lo que fueron los primeros dos primeros juegos, este domingo la historia entre Cleveland y Boston fue muy distinta y el Juego 3 resultó ser de los más peleados. Estuvimos ante el partido más parejo dentro de las finales de conferencia, con Boston cambiando notoriamente su imagen comparada a los primeros encuentros en el TD Garden y con Cleveland en una versión mucho más pasiva, con fallos y un LeBron James poco gravitante (11 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias y 6 pérdidas).

A Boston le costó muchísimo y de hecho el arranque de la noche presagiaba un duelo que se podían haber llevado los Cavs tranquilamente. ¿Por qué? Porque Cleveland fue superior, desde mediados del primer cuarto se empezó a despegar y terminó dicho parcial con ventaja de 11 (35-24). Boston tuvo un par de aproximos, pero la tendencia de los Cavaliers siguió e incluso se incrementó antes de llegar al descanso largo: 66-50 y claro control del anfitrión.

Los Cavaliers llegaron a estar arriba por veintiún puntos en el tercer periodo (77-56), pero los Celtics reaccionaron a todo pulmón y con el bombardeo de Smart. Los triples lo pusieron a diez en un ratito (80-70), siempre con Smart de bandera y recortando a solo 87-82 al ingresar al último periodo. El vuelco se dio a 4m20s del final con Horford poniendo a Boston arriba por la mínima (99-98), pero el cierre se hizo frenético de todas formas. En el golpe por golpe se lo terminó llevando Boston después de una serie de dolorosas pérdidas de los Cavs capitalizadas perfectamente por los Celtics, con Bradley tomando el triple que estampó el agónico 111-108 y significó el primer punto de la serie para los verdes.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor