Liga Cordobesa Crelech: Nueve de Río Tercero ganó un partido «chivo» e igualó la serie final



En un partido de dientes apretados, en el que recién desniveló el resultado en los segundos finales, 9 de Julio de Río Tercero superó a su homónimo de Morteros 70 a 66 (ver planilla oficial) e igualó 1-1 la serie final de la Liga Cordobesa Crelech 2016/17, que tendrá al menos cinco capítulos.

La gran definición, pautada al mejor de siete partidos, continuará el viernes 14 y el domingo 16 en Morteros. El viernes 21, la llave por el ascenso al Torneo Federal y la Copa Mundo D regresará a Río Tercero, ya que el 1-1 aseguró, como mínimo, la disputa de un quinto juego.

Ramiro Maldonado fue la gran figura del vencedor: «el Pepi» no sólo anotó 26 puntos (4/10 triples), sino que fue motor del equipo en los momentos más calientes y, de hecho, cerró el juego con acciones fundamentales, en un último cuarto de ensueño para su planilla personal.

Por su parte, Gastón Luchino aportó 14 tantos, 6 rebotes y 5 asistencias, aunque no tuvo el protagonismo decisivo de otras noches. Además, Emiliano Rosales consiguió una doble decena, al sumar 11 unidades y bajar 10 rebotes.

En el perdedor, Oscar Cabrera tuvo una noche brillante: anotó 21 puntos (5/7 en triples) y bajó 11 rebotes. Lo escoltó Leandro Conti, con 17 unidades (3/7 desde el perómetro) y 6 recobres. Desde el banco, Sebastián Perusia contribuyó con 13 unidades y 4 asistencias, y Facundo Toledo sumó 10 puntos y 4 rebotes.

 La historia del juego bien podría comenzar en el tercer cuarto: después de perder la primera mitad 32-26, el Nueve de Río Tercero metió un parcial de 10-0 para pasar arriba 36-32 y, si bien la visita lo emparejó en 39, el dueño de casa cerró ese segmento 50-47, con Luchino y Maldonado como abanderados. No obstante, allí llegaron dos faltas técnicas a Bernardo Lardone, por lo que el DT del Patriota riotercerense debió dejar el rectángulo de juego. Era, claramente, un momento caliente. De hecho, poco después llegarían faltas técnicas para Rotschy y Bria en la visita. El partido ardía. Y no era para menos: se trataba del instante bisagra del juego y, en cierta manera, también podía ser un quiebre en la serie.

Para Maldonado, el último cuarto sería una función de gala. De sus manos nacieron 15 de los 20 puntos de su equipo en ese segmento. «El Pepi» distanció al local 53-49 con un triple, amplió la brecha a ocho con un doble (57-49) y clavó otro bombazo cuando la visita amenazaba con igualar el marcador (61-56).

Un triplazo de Conti dejó el tablero electrónico igualado en 63 y le puso una incógnita gigante al resultado final. Maldonado volvió a tomar un rol protagónico: fue cuatro veces a la línea y metió uno y uno en cada tanda, para poner al local 65-63 al frente. Luego, cuando encestó dos seguidos en la línea de suspiros, «el Pepi» le dio más aire al dueño de casa: 67-63.

Conti volvió a meter otro bombazo desde el perímetro y achicó la diferencia a uno (66-67) pero el anfitrión profundizó con Rosales, que se las rebuscó para meter un doble con valor agregado (69-66). Quedaban 16 segundos y el juego aún no tenía dueño.

Cabrera, desde los 6,75 metros, tuvo la chance de igualarlo, pero el triple que intentó terminó boqueando en el aro y Maldonado (¡otra vez Maldonado!) bajó un rebote fundamental. Del otro lado, el héroe de la noche se paró en la línea de libres: falló el primero pero metió el segundo y dejó la brecha tallada en cuatro (70-66), la diferencia que el Nueve de Morteros ya no podría descontar. Recién allí el local suspiró aliviado. Y los papelitos plateados cayeron como una lluvia tranquilizadora después de tanto sufrimiento para soltar el festejo en casa


FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor