El corazón de Boca no baja los brazos: 88-86 a San Martín

El Xeneize se aferra a sus posibilidades y esta noche dio una muestra de mucho corazón para ganarle a San Martín. Gargallo y Delfino figuras.


Boca Juniors 88 - San Martín de Corrientes 86

Contra la pared, lleno de urgencias y obligado a ganar, Boca sacó adelante un partidazo ante San Martín de Corrientes y se impuso por un revitalizante 88-86 en el Luis Conde. El Xeneize llegó a sacar una brecha de dieciséis puntos a su favor, pero el líder del Norte le puso las cosas difíciles, volvió al partido y forzó un final emocionante. Terminó siendo para los de Ronaldo Córdoba por 88-86, con Lucas Gargallo (19 puntos) y Carlos Delfino (17) como las máximas figuras.

Boca arrancó despegándose rápido. Con mucha intensidad, efectividad y un despertar distinto al de otros encuentros (tal vez empujado por la comprometedora situación que atraviesa), la energía de Gianella más Gargallo en el perímetro junto con el juego interior de Lampropoulos gravitó para el Xeneize. Como resultado se dio un sorprendente 15 a 0, en una tremenda inyección que le permitió al dueño de casa manejar los tiempos.

San Martín no anotó en los primeros tres minutos y la sequía la rompió Cantero con un triple. Sin embargo, a pesar de recuperar gol, el Rojinegro sufrió demasiado la ferocidad de un local que estuvo casi perfecto. Los triples de Gargallo junto con la potencia de Lampropoulos fueron pilares del primer parcial casi perfecto del Xeneize, adelantándose 31-20 ante unos correntinos que no despertaron en todo aquel inicio.

Boca volvió a escaparse a quince en la apertura del segundo cuarto (35-20 con buen pasaje de Amicucci), y hasta incluso llegó a tener ventaja de 16 en su momento (44-28). Sin embargo, a pesar de que Boca fue superior en el arranque, San Martín venía dando síntomas de recuperación y se fue metiendo. Venía de a rachas, pero intensificó su labor con Lescano, Mainoldi y Wood para cerrar el parcial cambiándole la cara al partido. En un ratito, los de González se pusieron a solo seis: 53-47 al descanso largo.

Boca siguió manteniendo una buena ventaja, pero de todas formas San Martín no le perdió pisada. De a poco, después de mantenerse al acecho durante varios minutos y estar expectante, con los triples de Mainoldi y el juego de Tintorelli en el poste llegó una nueva embestida de la visita. Tuvo chances de dar un paso más adelante, algo que no hizo por no estar tan efectivo desde los libres, pero de todas formas San Martín ahogó a Boca y en el cierre del parcial se puso a solo un doble (74-72) tras un bombazo de Cantero.

Ya el trámite del partido había cambiado drásticamente y San Martín presionaba cada vez más. Y en ese pasaje terminó siendo muy important el aporte de Lucas González, una pieza más que necesaria para que San Martín se ponga abajo por la mínima (80-79) con seis minutos por jugar. El propio González siguió dando soluciones interesantísimas, y dentro de un parcial que lo encontró muy dulce fue el autor del vuelco tan anhelado por los correntinos: rachita de 6 a 0 y San Martín al frente por 86-84 con menos de tres minutos por jugar.

De todas formas el cierre se ensució, perdió fluidez y ahí el que más caro pagó todo fue San Martín. La realidad es que, amén de la poca claridad para desenvolverse en el cierre, Boca fue una muralla en defensa e incomodó a San Martín. La efectividad no estuvo del lado del Rojinegro en ese momento clave, por eso el corazón y la garra del Xeneize terminó pesando para llevarse un 88-86 casi agónico pero vital para su lucha por salvarse de la permanencia.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor