Inexplicables: los diez peores traspasos en la historia de la NBA

A pocas horas de la llegada de Cousins a los Pelicans, repasamos otros intercambios desbalanceados y difíciles de explicar.


Los Kings y los Pelicans han llegado a un acuerdo para mandar a DeMarcus Cousins a New Orleans, en un traspaso que aparece entre los más desbalanceados del último tiempo. Para conseguir al pivote, el equipo dirigido por Alvin Gentry solo tuvo que desprenderse de Tyreke Evans, Langston Galloway, Buddy Hield y dos selecciones de Draft sin demasiado potencial de ser altas. Pero ¿cuán malo fue el canje desde el punto de vista de los Kings, en un contexto histórico? Para responderlo, nos propusimos a recordar 10 de los intercambios más inentendibles de toda la historia.
Kareem a los Lakers. El 16 de junio de 1975 se dio quizá el traspaso más inexplicable de todos los tiempos. Los Milwaukee Bucks se desprendieron de Kareem Abdul-Jabbar (los había sacado campeón en 1971) a cambio de cuatro jugadores de un nivel inmensamente inferior al de quien para muchos, es el mejor pivote de la historia: Junior Bridgeman, Dave Meyers, Elmore Smith y Brian Winters (el único del cuarteto que terminó jugando un All Star, al disputar dos). Los Bucks tendrían un récord combinado de 68-96 en las próximas dos campañas, mientras que Abdul-Jabbar ganaría cinco anillos con los angelinos.
Russell a los Celtics. Los St. Louis Hawks seleccionaron a Bill Russell con el segundo pick del Draft de 1956. Sin embargo, inmediatamente lo canjearon a Boston a cambio de Cliff Hagan y Ed Macauley. Hagan fue un gran alero que disputó cinco All Stars con los Hawks, mientras que Macauley también estuvo en un partido de estrellas en sus tres años en St. Louis previo a su retiro. Igualmente, ninguno de los dos se compara a quien hoy en día es el jugador con más títulos en la historia y el pilar de la dinastía más grande de todos los tiempos.
Wilt a los Lakers. Siete años antes del acuerdo por Kareem, los Lakers llevaron adelante un robo similar con otro de los mejores anotadores de la historia: Wilt Chamberlain. Lo consiguieron en 1968 desde Philadelphia, a cambio de Jerry Chambers, Archie Clark y Darrall Imhoff. Chamberlain jugaría cinco temporadas en Los Angeles, incluyendo un título en 1972. ¿El trío que fue a los Sixers? Apenas Clark tuvo una carrera significativa en la NBA, pero solo duró tres años en Philly y no jugó ningún All Star.
Kobe a los Lakers. Como vemos, los Lakers han salido beneficiados en un buen número de traspasos a lo largo de los años y hace exactamente 21, llevaron a cabo uno de los más recordados. Los Hornets seleccionaron a Kobe Bryant con el pick 13° del Draft de 1996, pero inmediatamente lo canjearon por Vlade Divac, quien solo pasó dos campañas en Charlotte. Lo de Kobe ya es historia.
Robertson a Milwaukee. Antes de cometer la locura de Abdul-Jabbar a los Lakers, los Bucks se quedaron con uno de los mayores robos históricos. En 1979 consiguieron a Oscar Robertson (venía de promediar 25,3 puntos, 8,1 asistencias y 6,1 rebotes) desde Cincinnati, dando a cambio a Charlie Paulk y Flynn Robinson, quienes solo pasaron una temporada con los Royals. Robertson se consagró campeón con los Bucks en esa primera campaña.
Pippen a los Bulls. Los Sonics seleccionaron a Scottie Pippen en el Draft de 1987, pero les duró poco, ya que al poco tiempo lo traspasaron a Chicago, donde formaría una de las mejores duplas de la historia, junto a Michael Jordan. ¿Qué recibió Seattle a cambio? Al haitiano Olden Polynice (su máximo promedio de puntos en los Sonics fue 4,6) y una intrascendente selección de segunda ronda.
Dirk a Dallas. Dos años después del intercambio entre Lakers y Hornets por Kobe, hubo otro robo en la noche del Draft: los Bucks seleccionaron al alemán Dirk Nowitzki, pero rápidamente lo mandaron a Dallas (junto a Pat Garrity) por Tractor Traylor. El potente pivote, hoy tristemente fallecido, apenas titularizó 73 partidos en su carrera NBA y abandonó la liga con serios problemas de forma física. Nowitzki lideró a los Mavs a su primer título y se consolidó como uno de los mejores extranjeros en la historia de la competencia.
Barkley a los Suns. Si bien es cierto que Barkley quería salir de Philadelphia, los Sixers podían haber conseguido mejor valor por el ala pivote. En cambio, en 1992 lo traspasaron a Phoenix por Andrew Lang (5,3 puntos en una temporada en Philly), Tim Perry (7,3 tantos en cuatro temporadas) y Jeff Hornacek, quien si bien rindió, fue canjeado en menos de dos años (1994) a Utah. Barkley, en cambio, se transformó en el MVP de la 1992/93. Ah, Philadelphia terminó con marca de 26-56 ese año y no volvió a tener una campaña ganadora hasta la 1998/99.
Harden a los Rockets. Es verdad que el Thunder tenía muchas chances de perder a Harden por un tema económico, pero igualmente el traspaso que realizaron en el 2012 con Houston no deja de tener gusto a demasiado poco. A cambio de quien hoy es uno de los mejores anotadores de la competencia, el Thunder recibió a Kevin Martin, a un Jeremy Lamb muy irregular y dos picks de Draft que eventualmente usaron en Steven Adams y Mitch McGary.
Rodman a los Bulls. Los Bulls se robaron a Jordan con el segundo pick del Draft de 1984, se robaron a Pippen con el mencionado traspaso con Seattle y en octubre de 1995, se robaron a quien terminará siendo la tercera pata de sus últimos tres títulos: Dennis Rodman. Al polémico ala pivote lo consiguieron a cambio de Will Purdue, desde los San Antonio Spurs. ¿El futuro de Purdue en Texas? Cuatro temporadas, con 5,6 puntos de media.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor