Lapro: Después de estar en San Antonio, Baskonia es un lugar ideal

Hablamos con Nicolás Laprovittola, en el día en el que se confirmó la buena noticia: su llegada al Baskonia español.



La 2016/17 viene siendo una temporada de enormes desafíos y experiencias para Nicolás Laprovittola, pasando por su debut NBA con los San Antonio Spurs, a la confirmación de este martes como nuevo jugador del Baskonia español. Para conocer sus sensaciones en este momento especial, hablamos con el base.
- ¿Cómo te decidiste y cómo fueron estos días?
. Llegué acá el mismo 31 y estuve con la familia, comimos asado, euforio... no tuve problemas. Capaz los días después, ya en enero, ya empezaba a mirar otras opciones. Hasta hace algunas semanas pensé en intentar en volver a la NBA, pero en los últimos días no veía opciones. Sentías otras cosas, que era momento de volver a jugar. Había que elegir una opción, que había buenas. Esta apareció con la salida de Pablo, así que no sé si me ayudó, pero me abrió un lugar. Cuando apareció la oferta no lo dudamos y creo que es el lugar en el que mejor voy a estar.
- ¿La ansiedad te había empezado a picar?
. No, la verdad que estuve bastante tranquilo acá. Sí entrenando, haciendo pesas, pero bueno, no está bueno entrenar solo. Pero siempre estuve tranquilo porque lo que había pasado en San Antonio fue muy grande. Jugué en el mejor nivel que puede haber en el mundo, en la mejor franquicia del mundo y jugué bien. Si bien fue más de lo muchos esperaban, fue poco también lo que jugué. Tengo esas dos visiones: que jugué más de lo que esperaba, pero que también jugué poco como para llamar la atención de alguien. Me fui contento porque lo que me tocó, lo hice bien, a la altura y sentí que la gente me respetaba. Gracias a eso, pude tener bastante tranquilidad a la hora de estar parado. Confiando de que después de esta movida de San Antonio, me iba a llegar una opción buena que me moviese. Euroliga, ACB, Baskonia... creo que todo cierra.
- El otro día Pablo decía que cuando fue a España, su sueño era Baskonia, porque estaban Chapu, Luis, creo que Sconochini. ¿Podés decir lo mismo?, ¿es el lugar ideal para un argentino?
. Hoy para mi es el lugar ideal. Yo tuve la chance de ir al Barcelona, cuando estaba entre ellos y San Antonio, por eso creo que es diferente a la situación de Pablo. Baskonia es un lugar que siempre miré desde chico. Uno veía jugar a Pablo, a Chapu, a Luis, Marcelo Nicola que me mandó un mensaje... uno va a la selección y le hablan del Baskonia. Todo el mundo que sigue el básquet sabe lo que significa el Baskonia. Es un gran club para ir.
- Cuando vos te vas a San Antonio, siguieron 15 o 20 días de entrenamientos sin saber qué iba a pasar con vos. Ahí salió el interés del Barcelona. ¿Te ayudó eso para sacarte un poco de presión con los Spurs?
. No, porque lo que a mi me llegaba desde Barcelona era un interés. No era nada muy concreto. Uno veía que había lesiones, lo que abría un lugar. Pero mi cabeza estaba puesta en San Antonio. Si bien tenía mis dudas, siempre me vi con chances de quedar, porque estaba jugando bien, con confianza. Iba a entrenar cada día y las cosas me salían bien. La verdad que mi cabeza estaba ahí y eso llevó a que el resultado fuese positivo.
- ¿En ningún momento te pasó de decir qué estoy haciendo acá?
. Muchas veces, porque hace 4 meses había perdido la categoría con Estudiantes. Llegan los comentarios: Nico no tiene nivel para jugar ahí, no puede jugar ahí. Creo que demostré que puedo ser parte de la NBA. Le mostré a mucha gente que mi paso por San Antonio no fue malo. Muchos pueden decir que me puso Manu. Yo te puedo asegurar que él se enteró el mismo día que yo, que quedaba dentro del equipo. No tengo nada que reprocharme por lo que pasó. Estoy contento con cómo salió todo. Yo tenía la cabeza en poder llegar a la NBA y lo logré.
- ¿Cómo resumirías esos meses, después de que quedaste?
. Si bien lo anterior era conocer al equipo, cómo viajaba, la dinámica de entrada en calor... es todo diferente. Más en San Antonio, que es una franquicia especial dentro de la NBA. Es diferente cómo se vive, cómo encaran los partidos, los entretiempos. Hay videos de todo lo que necesités, entrenadores a disposición tuya. Es un mundo diferente, difícil de explicar. Estar ahí te lleva a querer hacer todo cómo lo hacen ellos. Tenés que hacer tu trabajo y gracias al entorno que tienen, uno trabaja mejor. Se entrena menos tiempo que en Europa y que en Argentina, pero la manera de hacer las cosas ahí te lleva a mejorar. Después de tomarle un poquito el gustito, el objetivo es volver a la NBA.
- ¿Y eso se puede trasladar ahora a Europa?
. Tengo la suerte de haber pasado por Europa ya. De haber jugado en dos equipos, de haber descendido, de ver cómo es la ACB. Eso me va a ayudar. Sí voy a necesitar un tiempo de adaptación, conocerme con mis compañeros, como le pasa a cualquiera. Tengo que ir adaptándome a todo y hacerlo lo más rápido posible, porque la semana que viene ya hay Euroliga y son partidos que valen mucho. La NBA es diferente hasta en eso, porque tiene tantos partidos, que algunos no tienen tanta importancia. En Europa todas las pelotas tienen importancia. En un mínimo error podés perder una clasificación. Eso se vive mucho más intenso en Europa. Me tengo que adaptar de nuevo a todo, pero por suerte ya conozco cómo se juega la ACB. La Euroliga será algo nuevo, pero es algo a lo que siempre apunté y miré. Es otro sueño cumplido.
- Volviendo a San Antonio, ¿cómo es el contacto de un novato con Popovich?
. La verdad que yo no tenía mucho contacto con Popovich. Pero él tampoco me trataba a mi como un novato. Me mandaron a la D-League un día solo, a un entrenamiento. Eso marcó la pauta del respeto que me tenía Popovich. Eso lo mantengo, él estaba muy contento con mi trabajo, más allá del corte que creo que depende de otras cosas. De otra manera de ver el negocio. Con Popovich siempre tuve la mejor relación, pero no es que hablaba conmigo todos los días. El está preparado para ganar y habla con las voces de mando: Manu, Tony, Kawhi, con los líderes del equipo.
- ¿Lo llegaste a ver rayado?
. También lo ví, sí. En el vestuario o en los entrenamientos. Es competitivo, ganador, lo lleva dentro suyo. El respetaba mucho eso de mi también y la manera en la que me gané un lugar en el equipo. Eso me ayudó a ver que la gente me respetaba y valoraba.
- ¿Fue rápido el proceso hasta decir naturalmente "Hola Pau", "Kawhi corta", "Manu vení"?
. Al principio era medio raro. Más con la manera que lo decía yo, porque mi inglés no es el mejor. Es algo que tengo que mejorar muchísimo. Hasta Pato a veces se me reía. Pero bueno, de a poco lo fui mejorando, me sentía más suelto. Me pasó en Brasil y en Lituania, de ir soltándome un poquito. Pero sí, había momentos que ni yo me lo creía. Me pasaba de penetrar y pasar a la esquina para Kawhi solo y pensar "yo le generé una situación de gol a Kawhi". Pasaron muchísimas cosas, te puedo dar mil ejemplos.
- ¿Alguno te quedó muy grabado?
. El primer partido de pretemporada contra Phoenix, no viajan ni Tony ni Patty y voy de titular. Pato me lo dice y yo no le creía. Arranco de titular y meto dos asistencias. Y ahí está el ejemplo que te decía recién con Kawhi. Esa jugada me quedó muy grabada. De decir, "te la di yo, eh". Después hay muchos ejemplos. El partido que jugamos Pato, Manu y yo juntos en Orlando, también fue increíble.
- ¿Te diste cuenta lo que significa en el momento?
. Sí, con Pato nos dábamos cuenta cada vez que entrábamos. Porque era esperar hasta último momento.
- ¿Era lo mismo tener a Manu de compañero en San Antonio que en la selección?
. De Manu no me solté en ningún momento. Creo que él también un poco se aferró a mi y disfrutaba que esté ahí. Es diferente. En los dos es líder y uno de los tipos más influyentes en el equipo, pero en la selección a mi me gusta a veces boludear, ir con Facu, juntarme con los pibes. Manu tenía a Luis, Chapu, Carlitos y los viejitos para juntarse. El siempre conmigo se portó demasiado bien.
- No pasó de que diga ya quedaste, ahora arreglatelas...
. Bueno, él un poco antes de quedar veía que nos ayudaba muchísimo: invitarnos a la casa, mostrándonos tal cosa del equipo, yéndonos a buscar al aeropuerto. Pero también nos dio nuestro espacio. Lo manejó muy bien. Nos liberó, poeque también nos dijo dijo aprendan, golpeense, vayan al frente, arriesguen. Nos dejaba ser nosotros mismos en el equipo. Manejó muy bien todo, pero no tenía injerencia en la decisión de quién quedaba.
- ¿Te pegó muy mal el corte?
. No me lo esperaba, pero repasando un poco había señales. No por mi, sino por necesidades del equipo, de promover a Murray. No sé, capaz veían que con Tony en un gran nivel como el que estaba adquiriendo, Patty Mills en un momento increíble, no veían que yo pudiera ayudarles mucho. Y se guardan un lugar. Capaz buscan un jugador veterano que les mejore el equipo. Yo capaz era una rueda de auxilio. Yo acepté eso. A nadie le gusta ser cortado tampoco. Cuando volví a casa no estaba bien, no quería hablar con nadie. Pero fue una experiencia increíble y no me arrepiento de nada. Fue espectacular todo. Todavía tengo chances de volver.
- Ahora te vas al Baskonia, un equipo que juega Copa del Rey, Euroliga, ACB... más allá de alguna situación jodida, tenés tu angel guardián también.
. Bueno, esta vez puede ser Pablo Prigioni el angel guardián. La opción del Bayern era muy buena también, la consideraba mucho. El Maccabi me tentaba que era Euroliga, yo tenía mi cabeza en jugarla. En ningún momento me apuré. Capaz algún que otro día de decir quiero empezar a jugar, pero siempre estuve sereno. Por suerte llegó una opción como la que yo quería. El tema de haber conseguido el pasaporte también quizá ayudó un poquito, si bien eso en Alemania y en Israel no tiene nada que ver. Si no lo tenía no iba a tener lugar en Baskonia. Es todo bastante turbulento, pero está saliendo todo muy bien. Tengo que estar tranquilo y hacer mi trabajo. Volver a sentirme como en San Antonio.
- Mini análisis del Baskonia, que no lo debés haber visto tanto... ¿hablaste con Sito?
. Hablé con Sito y con Pablo antes de decidirme. Larkin está muy bien, jugando en un gran nivel. Pero capaz Beaubois es más un escolta que un base. Entonces ahí entraría más yo. En cuanto llegue y tenga una charla más personal con Sito, me va a ayudar a aclarar un poquito todo. Pero Sito me conoce, tuve la opción del Bilbao antes de ir a Lituania, cuando él era el entrenador. Sabe cómo juego, lo que puedo darle al equipo, mis virtudes, mis defectos. Sé que el equipo tiene mucha dinámica, que juega muy intenso, que hay muchas rotaciones, que Sito es un buen entreandor. No veo la hora de ponerme en sus manos para trabajar y adaptarme rápido.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor