Es un buen momento para pisar fuerte

El base de Instituto, Diego Ciorciari, habla sobre el buen momento del equipo, el compromiso del plantel, la importancia del triunfo con San Lorenzo y lo que se viene frente a Atenas.




En el deporte, los buenos momentos no son justamente los que sobran; pero cuando están se disfrutan. E Instituto lo está haciendo. Aprovecha este presente, el mejor de su historia en Liga Nacional, con cinco victorias en hilera y un triunfo por demás importante frente al actual campeón y reciente monarca del Súper 4. La Gloria arrancó con el pie derecho el 2017 y quiere extenderlo, sin desconocer que esto es largo y difícil, como para todos.

“Estamos muy contentos. Se hace mucho más fácil trabajar después de las victorias”, fue lo primero que dijo el experimentado Diego Ciorciari, mientras el calor del Ángel Sandrín de a poco se aplacaba tras la primera práctica de la semana que desembocará en el duelo cordobés frente a Atenas.

Luego, agregó: “Nos sacamos un peso de encima porque era un partido muy importante y veníamos de un mes sin jugar. Ellos estaban mucho más rodados (ya habían jugado tres partidos este año). Se notó por momentos, pero el equipo demostró personalidad y por suerte nos quedamos con el triunfo”.

- ¿Lo que pasó con San Lorenzo sirvió para mostrar que el momento de Instituto no es casualidad sino causalidad?
- El parate fue en un momento muy alto, sobre todo en ataque. Estábamos mostrando una dinámica muy linda… Fue inoportuno, pero bueno, el haber ganado demuestra que es producto de trabajo. De todos modos eso quedó atrás y ahora lo que hay que hacer es pasar rápido la página y esperar un partido de playoffs, con Atenas.

- ¿Qué cambió del equipo que se mostraba cinco fechas atrás al que se ve hoy?
- El gran cambio, sobre todo de visitante, fue el score nuestro. Si anotamos mucho y nos destrabamos en ataque sabemos que en defensa, en algún momento, ponemos en aprietos al rival. Tenemos que seguir mostrando fluidez, algo que no se vio el sábado.

Para continuar, afirmó: “Fue importante la mochila que nos sacamos, y justo frente al equipo más importante de la Liga. También tenemos una base ‘americana’ clave, muy comprometida; y un club serio que nunca te hace faltar nada. Eso hace que la cabeza esté puesta sólo en jugar.

- Por todo esto parece ser un momento clave…
- A veces las cosas se dan y a veces no. Las rachas marcan tendencia, ayudan inclusive a ganar partidos que quizás los estás jugando mal. Este es un buen momento para pisar fuerte y ponernos lo más arriba posible, porque si más adelante viene un bajón es bueno tener un colchoncito armado pensando en los playoffs.

- ¿Cómo te sentís con tu “nueva” función de menos minutos?
- Uno a esta edad agradece jugar minutos importantes. Es algo distinto para mí porque toda mi carrera estuve acostumbrado a estar mucho tiempo en cancha. Pero ahora se disfruta, sobre todo al día siguiente cuando todo te duele mucho menos (risas).

Atenas, lo que se viene

“Los clásicos son finales, partidos aparte. Ellos pueden llegar mareados, pero son todos jugadores con mucha experiencia y sabemos que es un juego importante por la gente, el marco… Es como una final; y si bien tenemos la tranquilidad de saber que les ganamos los dos cruces anteriores, hay que salir a ‘matarlos’, a no darles vida. Para nosotros será fundamental como grupo y para los demás por como sienten y viven un clásico de la Ciudad. Queremos que se vayan con una alegría a casa”, dijo Ciorciari.

- ¿Cuánto suma la gente en este tipo de partidos?
- Es sencillo: sin la gente alentando en los momentos duros, por ejemplo San Lorenzo te gana por 20. Ellos nos pusieron en partido. Metés un triple y parece que hiciste un gol. Entonces a eso el jugador lo vive, nos resucito y ganamos el partido en una última pelota cuando muchos nos daban por muertos. Agradecimiento eterno a todos, por el apoyo.

Informe: Prensa Instituto. Foto: La Liga Contenidos.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor