Fiesta completa: en la noche de Duncan, SAS venció a los Pelicans

San Antonio preparó el retiro de la camiseta de Duncan con una goleada por 113-100 a New Orleans. Gran juego de Manu para completar una jornada emotiva.


La fiesta necesitaba una final así, porque si bien el partido era y es importante la realidad es que todos estábamos esperando el post encuentro para llenarnos de emoción. Estaba la ceremonia del retiro de la camiseta de Tim Duncan, e inevitablemente eso hacía que todos los flashes apunten a aquella leyenda tan gigantesca como inolvidable. Quizá la noche no habría sido completa con una derrota, pero es una especulación sin respuesta ya que San Antonio le ganó 113-100 a New Orleans y pudo ponerle un broche de oro al domingo.

En la previa se habló muchísimo de lo que se iba a vivir el domingo 18 de diciembre, una fecha que quedará marcada en la historia de San Antonio ya que le rindió tributo a su ídolo. Cinco añillos, una vida dentro de la franquicia y un hueco imposible de llenar, pero dejando un legado notorio, único e irrepetible para el gen de los Spurs.

Tim se sumó a la lista de históricos que tienen sus dorsales colgadas en lo más alto del AT&T Center, el escenario que tantas alegrías tuvo gracias al ala pivote de Islas Vírgenes. Junto al 21 de Duncan ahora están recordados como Bruce Bowen (12), David Robinson (50), Sean Elliott (32), Johnny Moore (00), Avery Johnson (6), James Silas (13) y George Gervin (44). La huella de Duncan será inolvidable.

Por esa misma razón la ceremonia de este domingo fue especial. Dentro de la cancha estuvieron Manu Ginóbili y Tony Parker, quienes conformaron aquel tridente tan ganador del Big Three, pero fuera del parquet y disfrutando del homenaje a TD también estuvieron ex compañeros del legendario jugador como  Robinson, Bowen, Elliott, Malik Rose, Antonio Daniels y Will Perdue. Todos querían estar para conmemorar su riquísima historia.

19 temporadas, 2 veces MVP, 15 All Star Games, los 5 títulos mencionados y un amor fraternal tanto de jugador hacia la franquicia como del equipo hacia la leyenda. Eso mismo que parece quedarse corto en solo palabras tenía que traducirse de alguna forma, y los Spurs lo hicieron los Spurs al vencer minutos antes a New Orleans.

Con una demostración verdadera de básquet, jugando seguramente uno de sus mejores partidos de la era post Duncan, los Spurs mostraron un gran juego asociado e impusieron su estilo. LaMarcus Aldridge lideró, con 22 puntos, un goleo donde los texanos tuvieron a seis jugadores en doble dígito.

San Antonio arrancó llevándose el primer periodo por 30-26 y luego amplió la brecha en el segundo segmento para irse al descanso largo con ventaja once tantos (61-49). La historia se definió más en el reinicio de las acciones, con un gran tercer periodo de los de Gregg Popovich para despegarse a un notorio 92-71. En el último cuarto, con todo controlado para el dueño de casa, New Orleans ajustó un poco pero nunca dio grandes sustos hasta que el duelo se cerró con el 113-100 favorable a los Spurs.

Manu firmó un excelente juego tras convertir 17 puntos (3/4 en dobles, 3/5 en triples y 2/2 en libres), 1 rebote, 1 asistencia, 1 robo, 1 tapa y 1 falta personal en 17 minutos. Por su parte Nicolás Laprovittola jugó 4 minutos, tiempo en el cual anotó puntos (0/1 en dobles) pero ayudó con 1 rebote y 1 robo (también registró 1 pérdida).

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor