Gimnasia consiguió su primer triunfo de visitante

El Lobo superó a Rocamora por 77 a 68 y logró su primera victoria fuera de su casa en lo que va de la temporada. El goleador fue Lisandro Villa con 23 puntos.



Rocamora 68 - Gimnasia 77

En el anteúltimo partido por la División Centro Sur del TNA, en el estadio Paccagnella, Tomás de Rocamora cayó este martes 68-77 frente a Gimnasia de La Plata en un desarrollo en el que volvió a cometer errores y donde el ingreso de los juveniles en el tercer cuarto, que sirvió para reflotar el partido, no fue suficiente y el Lobo se llevó la victoria. Lisandro Villa fue la figura del encuentro con 23 puntos y 10 rebotes. En El Rojo el más efectivo fue Leandro Podestá con 12 unidades.

Al igual que le pasó en otros juegos de esta temporada Rocamora volvió a sufrir como local pero esta vez no hubo final feliz, como ante Platense o Temperley; más bien fue una noche como ante Ciclista Juninense, donde también jugó mal y la reacción no le alcanzó para dar vuelta la historia. Y este Gimnasia necesitado de alegrías consiguió una con pocos pero válidos argumentos. Lisandro Villa, al igual que la temporada pasada, volvió a ser una pesadilla para una defensa Roja que pocas veces le encontró la vuelta.

De la mano de su mejor hombre y con la buena mano de Segón el equipo de César Adriani redondeó un mejor primer cuarto y se lo llevó 13-17. En Rocamora ya se notaron problemas para tomar las marcas y también para encontrar caminos limpios hacia el gol. En el segundo parcial el local siguió sin profundidad y, encima, agudizó sus descuidos defensivos. Gimnasia sacó 10, Santander pidió minuto pero el equipo siguió igual y la distancia se fue a 15. Un triple de Davico antes del cierre y nada más (32-44).

Al regreso de vestuarios Gimnasia siguió conservando una ventaja 10 puntos. Rato más tarde La Bella dejó las cosas 41-55 y Santander volvió a parar las acciones. Sentó a los cinco que estaban en cancha y mandó a Dellavedova, Pag, Impini, Caire y Podestá. Cuatro pibes del club y el grandote para respaldarlos. Y esta vez sí hubo respuesta, un parcial 6-0 contagió al equipo y levantó a la gente. Villa, asimismo, estuvo más contenido y la buena tarea en el poste bajo de Ferreira Jerónimo fue lo que ayudó a la visita a seguir con una buena ventaja (51-60).

En los primeros pasajes del último cuarto triples en cadena de Galo Impini y Guido Dellavedova pusieron a Rocamora a tiro del milagro (57-63). Adriani pidió minuto para frenar el envión local y reordenar las piezas. Gimnasia se volvió a acomodar y si bien no pudo volver a alejarse mucho mantuvo una pequeña luz. Rocamora apostó sus ofensivas a Podestá, quien sumó varios puntos en fila hasta que salió por faltas. Eso, más la vuelta a la efectividad de Villa fueron puntos que jugaron a favor de la visita.

Ya dentro del último minuto un triple de Davico despertó las últimas ilusiones (68-73) pero ahí quedó todo. Rosende desde la línea y Segón se encargaron de bajarle la cortina al partido. Duro golpe para las ilusiones de Rocamora, que aspiraba a retornar al triunfo ante su gente pero, más que eso, recuperar el juego que lo llevó a estar arriba en el inicio del Torneo. No pudo ser, ni lo uno ni lo otro, y ahora tendrá una nueva chance en el choque del martes próximo frente a Parque Sur en el mismo escenario.

Informe: Prensa Rocamora

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor