El responsable del éxito

La nueva gran campaña de Estudiantes Concordia se basa mucho en Hernán Laginestra. El periodista Julián Mozo te presenta, con anécdotas y testimonios, las virtudes de un coach poco nombrado y de perfil bajo, pero con apasionantes características.



“No es por menospreciar al resto, porque todas las partes son importantes, pero el gran responsable del éxito de Estudiantes Concordia se llama Hernán Laginestra”. Lo repiten los hinchas y lo dicen los dirigentes pero, lo más importante, lo aseguran sus dirigidos y ratifican los colegas. “No tengas dudas de que es así”, asegura Gonzalo García, técnico de Gimnasia de Comodoro. “Su trabajado es destacadísimo”, amplia Julio Lamas. “Y sí, hay mucho de cierto en esa frase”, agrega Facundo Giorgi, peón esencial de este Verde entrerriano que ascendió en el 2013 y lleva tres temporadas siendo sorpresa mientras pelea de igual a igual con los poderosos pese a tener presupuestos y nombres modestos. En la actual ha ganado 9 de los 14 partidos en la durísima Zona Norte, con triunfos resonantes contra Quimsa e Instituto en su casa, Olímpico, San Martín (C) y dos ante Regatas (uno en Corrientes).

“Hernán es la wikipedia del básquet”. Giorgi tira su ocurrente frase y la festeja con una sonrisa. Pero ojo, de exagerada no tiene nada. “Es así, no hay un entrenador en el país que haya visto más partidos que él”, asiente García, quien además lo conoce a la perfección por ser amigo personal de este coach nacido hace 47 en el barrio bonaerense de San Martín. “A veces llegamos al entrenamiento y nos pregunta qué planes tenemos para la noche… El suyo, te dice, es siempre el mismo: Coca Light en la heladera, algo rico para comer y partidos de ligas extrañas, como Japón, Corea del Sur, China, Ucrania. Así conoce a todos los jugadores, de dónde son, de dónde salieron y cuáles son sus características. Por eso no es casualidad que traiga a los extranjeros de competencias poco convencionales y acierte”, opina Giorgi, que lleva tres temporadas a su lado y en la actual es el jugador con más minutos (32).

Laginestra vive y respira básquet. “Es su pasión. Las vacaciones son no en la playa sino en canchas de básquet. En este receso se fue a Panamá para ver el Centrobasket, a Cuba para hablar con Justiz Ferrer y luego ver el básquet local y terminó en Venezuela… Y doy fe que hasta ve partidos de la tercera división de Capital Federal”, cuenta Giorgi. “Tiene la virtud de observar, disfrutar y analizar tanto un partido de nivel internacional como uno de una liga barrial. Y de tanto básquet que ha visto se ha transformado en un coach autodidacta”, refrenda Gonzalo. Lamas asiente: “Hernán es un apasionado que dedica mucho tiempo a ver partidos y seguir jugadores. Eso le he permitido tomar muchas decisiones acertadas en fichajes de extranjeros y poder generar un espacio de primera oportunidad o de revancha en muchos nacionales. Por eso sus equipos tienen tanto deseo y energía”, sostiene el ex DT de la Selección.

García, a la vez, destaca el ojo clínico de Laginestra. Y lo refleja contando una anécdota del 2012. “Era su segunda temporada en Estudiantes cuando decide cambiar a Joe Bunn, pese a que el ala pivote venía de ser uno de los goleadores del TNA. Primero tuvo una dura lucha con los dirigentes para convencerlos de que necesitaba a otro. Y luego comenzó su búsqueda. Bien a su estilo. Recuerdo que estaba enloquecido con un croata que había descubierto. Durante una semana me lo analizó a fondo, me mandó decenas de videos... Pero una mañana, de un día para el otro, me llama para contarme que había fichado a Lee Roberts. Y yo le digo ‘¿estás seguro, lo viste bien?’ Sin dudarlo, me dice que sí, que iba a ser el mejor extranjero del TNA. ‘Pero lo viste medio día’, le repliqué. Pero él ni se inmutó. Roberts no sólo fue el mejor de la categoría y ascendieron con equipo, sino que luego se convirtió en uno de los mejores 4 de La Liga”, relata Gonzalo.

Cuando habla de ojo clínico, García va más allá y resalta una característica poco encontrada. “Tiene la capacidad de proyectar al extranjero, de verlo en su ámbito e imaginarlo mejorado, en su equipo”, explica Gonzalo y enseguida cuenta otra historia que refleja esa virtud. “En el Preolímpico 2015 me preguntó por (Justiz) Ferrer. Y yo le dije que no lo veía bien, que estaba fuera de forma y que me parecía joven para nuestra Liga. Pero él me lo explicó mejorado, extrapolado a su Estudiantes. Y, la verdad, que el tiempo le dio la razón. Lo desarrolló y hoy es otro jugador, decisivo en nuestra competencia”, menciona.

El protagonista de la anécdota es el cubano de 2m10 y 23 años que es hoy el tercer mejor rebotero (9.6) y taponador (1.6) de la LNB. Pero ojo, no es el único acierto: Darquavis Tucker, picantísimo escolta de 1m97 y 25 años, es el goleador de la competencia (21.8 puntos). Una dupla que se complementa y que por estas semanas amenaza con convertirse en un trío muy rendidor ante el interesante arribo de Ricardo Powell. Tanta fe se tiene Laginestra con los foráneos que fue el único entrenador que se animó a contratar a cuatro. Facundo Muller, DT de Libertad, destaca justamente esa capacidad de elegir y armar el equipo. “Tucker es muy bueno porque tiene gol de diversas maneras y rebotea mucho para un perimetral.. El cubano Ferrer es presente y futuro. Y tiene a Marín y Giorgi que son muy buenos nacionales para las posiciones de alero y ala pivote”, analiza.

A la hora de ampliar las virtudes de Hernán, sobre todo en su contacto con los protagonistas, Gonzalo rescata la “ética y honestidad de Hernán, algo muy poco visto en esta época”. Lo que no es poco para ganarse la confianza de quienes lo rodean. De eso se nutre el entrenador para lograr el máximo compromiso de quienes lo rodean. “Tiene códigos de antes. Motiva y seduce con pasión y convencimiento. Cuenta con una mezcla equilibrada entre un tipo de barrio y un entrenador estratega y táctico. Conviven en él, además, un profesionalismo extremo con el espíritu amateur del amor por el juego”, explica su amigo. Laginestra, consultado por sus virtudes, prefiere tirarla afuera. Apenas se le escapa “tener un pleno convencimiento de la forma que quiero que jueguen mis equipos y generar un buen clima de trabajo”.

Giorgi resalta, además, algo típico del argentino. “Hernán es muy pillo. Sabe potenciar a su equipo, sacar lo mejor de sus jugadores, y a la vez incomodar a los rivales. Año a año, Estudiantes viene jugando tan bien, logrando medirse de igual a igual con los poderosos porque él arma muy bien los equipos, los gestiona y convence de que se puede. Nosotros nos sentimos muy tranquilos a la hora de jugar porque tenemos una identidad desde hace tiempo y el scouting del rival es tan exhaustivo que si lo cumplimos, sabemos que el rival tendrá que ganarnos con su plan B o C”, comenta Facu con la misma convicción de su coach. “Sí, Hernán sabe muy bien lo que quiere y lo consigue con trabajo y dedicación”, continúa García. Giorgi cierra con su propio resumen: “Es un gran laburante, muy detallista y obsesivo”. Un nuevo Huevo Sánchez, ponele...

Convertir a Estudiantes en una pesadilla para los poderosos sin una billetera gorda no ha sido fácil. La fórmula la explica Laginestra. “Tenemos un estado de juego bastante avanzado, muchos jugadores conocen bien el mecanismo de trabajo y lo desarrollan con gran compromiso e intensidad. Somos equipo muy respetuoso de lo que planeamos defensivamente y tenemos jugadores inteligentes y comprometidos”, advierte. Lamas nota algo como DT adversario y lo expresa. “Tiene una fuerte convicción para sus decisiones tácticas y no permite desgano o egoísmo en la ejecución colectiva”, elogia Julio.

Giorgi es su dirigido y puede puntualizar lo que pide y exige el coach desde el banco: “Lo que no se negocia es la defensa, las reglas. Se respetan al máximo. En ataque te da libertades, siempre y cuando se tomen buenos tiros, se juegue el pase extra y se desplegue un básquet dinámico”, detalla el ala pivote. Laginestra siente orgullo por cómo se comporta Estudianes en ambos costados de la cancha. “Somos un equipo muy bueno para ajustar defensivamente. En ataque buscamos un juego de pases y si bien hay partidos en los que estamos más lúcidos que en otros, lo hacemos bastante seguido. Tucker y Ferrer son nuestro goleadores, está claro, pero tenemos varios que promedian 10 puntos porque repartimos los tiros y la pelota”, aclara.

Muller destaca, además, la consistencia que los conjuntos de Laginestra han tenido en el tiempo. “Siempre ha logrado tener equipos muy competitivos con presupuestos modestos. En temporadas pasadas se le iban los jugadores y, aunque siempre tenía que empezar de cero, conseguía presentar equipos duros, difíciles... En la actual ya no es sorpresa porque pudo mantener un equipo muy interesante”, razona.

Fernado Duró, otro que lo sufre desde el banco de Olímpico, va por el mismo camino cuando rescata “cómo Hernán les saca el jugo máximo a sus jugadores, cómo los tiene juntos y comprometidos, y también la forma en que repitió la fórmula durante varios años”.

En silencio, lejos de los grandes centros y con un perfil subterráneo, en Concordia se ha levantado una fortaleza. Estudiantes la disfruta y el resto la padece. Pero todos, absolutamente todos, saben quién es el máximo responsable de este éxito.

Por Julián Mozo, escribe columnas para la web de La Liga y es el responsable la sección “Esto pasó en la Liga”. Trabajó 18 años en el Diario Olé, cubre la Liga desde 1996 y es el comentarista de la NBA en DeporTV. Cubrió 3 Mundiales de básquet, cinco finales NBA y un Juego Olímpico, entre otros torneos y competencias. En Twitter e Instagram podés encontrarlo como @JulianMozo.

Foto: La Liga Contenidos.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor