El Nueve de Río Tercero se revolucionó por la presencia de Prigioni: los testimonios de Luchino y Lardone



La presencia de Pablo Prigioni revolucionó las prácticas. Con el perfil bajo de siempre y la sencillez que lo caracteriza, «el Monito» volvió a su querido 9 de Julio de Río Tercero, el club que lo vio formarse, para entrenar junto con el plantel que inició la disputa de la 20ª Liga Cordobesa Crelech.

Luego de quedar marginado del plantel de Houston Rockets en la NBA, y mientras analiza su futuro deportivo, Prigioni compartió dos días de prácticas con el equipo que dirige Bernarndo Lardone.

A continuación, las impresiones de Gastón Luchino, base y uno de los símbolos del equipo, y de «Berna» Lardone, el DT.

En breve, más testimonios de una presencia galáctica en un plantel de Liga Cordobesa.



GASTÓN LUCHINO
“Para nuestro equipo, que Pablo Prigioni esté entrenando e intercambiando opiniones con nosotros es lo mejor que no podía pasar. Es tanto el respeto que se le tiene y lo que él transmite que uno se enriquece a cada momento. Él ha marcado un camino en el profesionalismo y es difícil de poner en palabras lo que se siente que se acerque al club a entrenar, más aun porque es de Río Tercero y se formó en 9 de Julio”.



“La intención de Pablo es quedarse un tiempo en la ciudad, así que trataremos de aprovecharlo todo lo posible. Aun con su enorme trayectoria y sus pergaminos, él es uno más en los entrenamientos. Estamos muy contentos de tenerlo cerca. Además de lo que es como jugador, yo admiro muchísimo lo que es como persona: su sencillez, el ser un cordobés más a pesar de haber jugado al nivel que jugó”.



BERNARDO LARDONE
“Que Pablo esté entrenándose con nosotros tiene un gran significado por varias cosas. Como entrenador, poder tomar decisiones al lado de un jugador como él es súper gratificante. Finalizar los entrenamientos y charlar con él luego de la práctica es buenísimo. Nos quedamos charlando sobre lo que Pablo veía del equipo, así que es inmenso el significado, no sólo por su trayectoria, sino por su amabilidad y calidez como ser humano”.



“Está claro que tenerlo entrenando en el club nos tiene que servir muchísimo. A los chicos los potenció mentalmente. Contar con Gastón Luchino y Leo Segura en los entrenamientos ya era muy estimulante. Y ahora disfrutamos de esta presencia de Pablo. Puede tener un millón de títulos, pero lo que es como ser humano es increíble. Está abierto y habla con los más chicos, para quienes tiene que ser un período muy enriquecedor”.



Notas: Fabián Lovotti / Prensa 9 de Julio

Edición Gabriel Rosenbaun

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor