Las torres de Utah quieren llenar de Jazz el Oeste

El Jazz tiene todo preparado para tener su temporada de despegue, con una interesante mezcla de juventud y veteranía.


De todos los equipos que no ingresaron a los playoffs en la 2015/16, probablemente el Utah Jazz sea el que mejor parado se encuentra para esta próxima campaña. Los de Salt Lake City tienen un interesante núcleo de juventud y a eso le han sumado experiencia en esta pretemporada. Son el gran tapado de la durísima Conferencia Oeste.
Reconociendo que el equipo estaba en un punto justo para empezar a ser competitivo, la dirigencia de Utah se movió en el mercado y consiguió algunos veteranos rendidores que les serán de mucha ayuda: llegaron George Hill, Joe Johnson y Boris Diaw, todos capaces de contribuir, pero además con experiencia en equipos de playoffs.
Igualmente, el corazón del equipo sigue siendo de los más jóvenes. Gordon Hayward es uno de los jugadores más subvalorados de la competencia, Rodney Hood está en franco crecimeinto, mientras que Derrick Favors y Rudy Gobert forman quizá la mejor pareja defensiva del torneo. Y todo esto sin saber qué esperar del australiano Dante Exum, un enorme talento físico-atlético, pero que viene de una lesión importante y todavía no está maduro en su juego.
La identidad de Utah, más allá de los nombres, está muy clara y pasa por lo defensivo. El Jazz viene de ser el 7° mejor conjunto en ese aspecto y con la llegada de George Hill a la base, no harán más que mejorar. Defensivamente no tienen grandes puntos flacos y con sus internos, son capaces de proteger el aro y dominar los rebotes a un nivel altísimo.



¿Qué se puede esperar de ellos en ataque? Aquí las dudas son mayores. De sus cinco titulares, apenas Hood y Hayward son jugadores con un grado de gol en sus manos, mientras que el rol de Hill, Favors y Gobert es otro. Burks y Johnson traerán puntos desde el banco, pero veremos si es suficiente para compensar el déficit. Para terminar de dar un salto de calidad, está claro que Utah tiene que mejorar y encontrar un progreso en este costado del campo.
Una dinámica que será interesante de seguir es la de los bases. Actualmente el plantel tiene a cuatro armadores que o vienen de ser titulares o tienen el talento para serlo: Hill, Exum, Mack y Raulzinho. Veremos cómo maneja esa sitaución Snyder, sobre todo teniendo en cuenta que el Jazz no es un equipo que suela utilizar formaciones pequeñas, sino que siempre busca tener en cancha a dos referencias en la zona pintada.
Teniendo en cuenta estos factores, no es arriesgado considerar al Jazz como un candidato a pelear por puestos de playoffs en el Oeste. Todavía tienen interrogantes para responder, pero no hay dudas que si de potencial hablamos, los de Snyder tienen material con el cual ilusionarse.
Puntos altos. Muy fuertes en lo defensivo, especialmentre entre sus internos. Ganaron experiencia con varios veteranos. Equipo sin demasiado egoísmo.
Puntos bajos. Les falta una estrella. Sin tantas variantes en el costado ofensivo. Varios jugadores propensos a las lesiones.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor