Laprovittola: Todavía no caigo, no lo puedo creer

Hablamos con el flamante jugador de los Spurs minutos antes de abordar el avión con el equipo a San Francisco, donde mañana debutarán ante Golden State.


Parece natural. Laprovittola atiende el teléfono y dice que está yendo al aeropuero de San Antonio, donde lo espera el avión privado de los Spurs para iniciar el viaje a San Francisco, donde mañana se estrenará la temporada 2016/17 de la NBA con un partidito: Warriors-Spurs. Parece natural. No lo es. Nicolás suena tranquilo y dispuesto a contar esta experiencia única.
- Contame en detalle cómo te enteraste que quedabas entre los 15.
. Fue antes del partido contra Houston, que yo no jugué. Ya sabía que había conseguido el lugar en el equipo. Fue una reunión individual con Pop, donde me dijo que me había ganado un lugar, que me lo merecía, que había competido mucho por entrar al equipo y que él estaba contento de tenerme, pero también me dio a entender algo que yo ya sabía y que entiendo cómo es, que es que tengo dos bases adelante y un proyecto como Murray también, y que no va a ser fácil tener minutos. Que tengo que tener paciencia y estar preparado para cuando me toque.
-¿Qué creés que hiciste para quedar?
. La verdad es que nunca tuve desde que llegué ni con él ni con ningún entrenador una charla para saber qué tenía que hacer en particular, qué resaltar o qué disimular. Yo un poco tengo experiencia y sé más o menos la clase de jugadores que él busca o necesita, entonces lo principal era mostrarme sólido, con confianza, que puedo jugar a este ritmo y a este nivel, y ser más que nada equilibrado, ni un anotador ni un base que no es amenaza en ningún momento. Sí cuidar las posesiones, porque el sistema cuida mucho la pelota. No tener pérdidas tontas ni infantiles. Intenté mostrarme lo más sólido posible.
-¿Eso de ser cuidadoso con la pelota fue lo que más te costó?
. Y, yo venía en un ritmo donde arriesgaba mucho. A partir de mi juego era asistencia o canasta, y acá tenía más que nada que pensar en organizar al equipo y no tener esas pérdidas que las tuve, y las tengo. Pero lo trabajé y demostré que puedo hacerlo.
- En el momento que Popovich te dijo que te habías ganado un lugar, ¿tenés idea la cara que pusiste?
. No, me hubiese gustado que hubiera una cámara para grabarlo, pero me quedó en la cabeza. Lo tenía enfrente a él y fue algo que no me esperaba. No tenía en mi cabeza hace un par de meses.
-¿Era la primera vez que hablabas con él?
. No, habíamos tenido algún encuentro en el facility, alguna charla en algún entrenamiento, pero reunión individual fue la primera.
- Los dos días anteriores, en el Express News, se hablaba de que Forbes estaba primero entre los candidatos a quedar, y luego dieron a entender el posible corte de Jean-Charles, pero especulando con que sería para fichar a Anthony. No para dos guardias. Supongo que algo tendrá que ver la lesión de Green, pero no lo sé. Calculo que aunque te debiste abstraer lo máximo posible, leías lo que se decía.
. Obviamente quería estar al tanto de todo momento de lo que pasaba. Los últimos días me costaba dormir. Me pasaban muchas cosas por la cabeza. Pero siempre estuve tranquilo en lo que había hecho, en cómo me había entrenado, en lo que había podido mostrar. Estaba todo muy bien. Entonces si la decisión no era la que fue, no era porque no había hecho un buen trabajo o no había estado a la altura, sino porque el equipo necesitaba otra cosa. Pero no pensaba en lo que hacía Forbes o Anthony, estaba concentrado en lo mío.
-¿Pero pensabas que la opción de los dos guardias era difícil?
. Nunca lo pensé.
- Dos cosas que tienen que ver con lo que decías antes de no saber qué tenía en mente Pop. Una, supongo que le habrás preguntado mil veces a Manu qué tenías que hacer para encajar. Y otra, él parece un tipo que manda señales, y antes del primer viaje en el que dejó a todos los titulares en San Antonio, dijo que quería ver cómo se relacionaban los nuevos, cómo se trataban entre ustedes, cómo se respetaban. Incluso algo más humano que deportivo.
. Sí, pero eso fue la primera semana. Quedaban tres semanas más por delante. Yo estaba contento porque había sido titular en el primer partido de la pretemporada, algo que esperaba, pero tenía 3 semanas más para entrenarme, para seguir demostrando, y quedaban 5 partidos más. No podía quedarme con esa imagen. Manu, tanto a Pato como a mí, nos dio muchos consejos, nos preguntaba todo el tiempo cómo nos sentíamos, tanto antes como después de los partidos. Mismo algunos compañeros también nos preguntaban. En ese sentido Manu estuvo muy cerca nuestro y en todo lo que nos pudo ayudar lo hizo. También quería que fuéramos nosotros mismos y disfrutáramos lo que estábamos viviendo.
- Muchas veces se habla de que San Antonio es lo más parecido a la selección. Vos venía de los Juegos con la selección más completa de los últimos años. ¿Ese paso tan cercano te ayudó? ¿Se puede decir que no hay tanta diferencia en jugar en un equipo y el otro?
. Mmm, no, hay mucha diferencia entre jugar en la NBA y en la selección. No podría decirte exactamente cuál, porque llevo poco tiempo. Lo que sí te puedo decir es que haber estado en un Juego Olímpico me ayudó a estar en un ritmo muy bueno, a llegar en forma, a poder enfrentarme a jugadores NBA dentro de los Juegos. Eso me ayudó.
-¿Qué es lo que más te costó de la adaptación?
. Algo en lo que tengo que seguir trabajando: intentar hacer todo un instante antes. Cuando penetro hacer un dribling menos y pasarla para afuera. Si tengo que tirar una flotadora, tirarla unos centímetros más alta. Los jugadores acá son muy atléticos, son bestias, y tengo que acostumbrarme a eso. Acostumbrar mis movimientos, que no son los más rápidos ni explosivos (se ríe), pero tengo que intentar acomodar mi maneja de jugar a eso.
-¿Y lo más fácil?
. En las semanas previas, donde jugábamos más que nada partidos y tres contra tres para agarrar ritmo, me ayudó a adaptarme mejor a todo lo que te decía antes. Tener unas semanas previas al training camp, me ayudó a conocer qué le gusta más a cada jugador. Por ejemplo a Aldridge. Qué pase le gusta más, cómo juega el pick and roll...esas cosas. Me pude conectar bastante con algunos.
-¿La distancia del tiro de tres puntos te molestó?
. No, incluso esa semanita que estuve entrenándome en Obras la aproveché para tirar de más lejos.
- Uno quizá pierde noción de lo que es Manu, pero vos lo tuviste de compañero en la selección. Ahora llegaste, apareció un día Duncan, después caían tus compañeros: Parker, Gasol, Leonard, Aldridge, Greeen...¿no te abrumó nunca eso?
. Bueno, hoy hicimos un repaso de jugadas con Duncan. Son íconos. Para mí, son personas que hasta hace poco veía por tele o los tenía en la Playstation. Obviamente les demuestro respeto, pero tengo que jugarles de igual a igual. No puedo achicarme. Lo mismo que uno siente cuando te toca compartir la selección con Manu o con Luis. Lo importante es ser consciente de que uno está en un lugar privilegiado.
-¿Tener como compañeros en la selección a Manu, Chapu, Luis, hace menos chocante la transición?
. En la cuestión de jugar con gente que significa mucho, sí. Poder compartir la selección con ellos me ayudó a poder interactuar mejor con leyendas como Gasol, Parker o Duncan cuando viene a entrenar.
-¿Cuándo fue la primera vez que caíste un poquito? La frase de Gasol elogiándote fue muy fuerte.
. Todo lo que fue pasando me pegó. Lo que dijo Manu me pegó mucho y lo de Pau también, porque si bien se pregunta cómo ven a los rookies, que diga lo que dijo significó mucho para mí y me dio confianza a estar más tranquilo en el día a día.
-¿Viste las últimas finales de la NBA?
. Sí, por tele.
-¿Y sos consciente de que en 24 horas los vas a tener enfrente?
. (se ríe) Sí, espero jugar. Tengo muchas ganas. No sé si jugar, pero estar en el banco cambiado. No caigo, no puedo creerlo. Tengo que seguir tranquilizándome un poco, de bajar, porque estoy todavía dándome cuenta lo que pasa acá.
-¿Ahora cuando te subas al avión será el primer baldazo de realidad?
. Puede ser. Ya ser parte del equipo. Ahora queda ver cómo son las rutinas, cómo se prepara todo. Si bien sé que no tendrá mucha participación al principio, tengo que estar tranquilo porque si me toca trabajar individualmente, tengo todo a disposición: preparadores físicos, entrenadores, para ayudarme.
-¿Es muy loco el mundo NBA?
. Sí, es un circo increíble. Es otra cosa. Cómo gira todo en torno a los jugadores, al equipo. Hay cosas que sé que todavía no voy a creer cuando me toque vivirlas, pero tengo que estar preparado.
-¿Lo que decías antes de tener dos bases arriba más Murray cómo funciona en tu cabeza?
. Estoy tranquilo. Desde el momento en el que decidí apostar para venir acá soy consciente de que tengo que estar tranquilo. Va a ser difícil porque en los equipos donde venía jugando tenía mucha injerencia y más de 30 minutos de promedio, pero sé que vengo a la mejor franquicia de la NBA de los últimos 20 años.
-¿A quién llamaste primero, a mamá o a papá?
. No, por suerte ahora existen grupos, así que se los dije a todos juntos. Todos estaban muy exaltados, pero pedí privacidad, porque acá hay muchas reglas y había que cuidar un poco todo. A ver si se arrepentían...
-¿Tenés expectativas o vas a ir muy día a día?
. Voy a ir día a día, pero tengo expectativas. Quiero jugar, tener la chance en algún momento de la temporada de jugar varios partidos seguidos. Tampoco pienso mucho en eso.
- En ese plan, ¿habrá trabajo diferenciado, trabajo físico? Porque una vez que empieza la temporada se entrena poco, aunque los que no juegan hacen un laburo aparte.
. Sí, seguramente ya habrá planes. Estamos recién al día 2 de que se definió todo, por lo que no tengo nada concreto todavía, pero seguro tendré que ponerme al día con todo lo mejor que pueda mientras no esté jugando.
-¿Cuándo viste a Manu después de que te confirmaran?
. Manu se enteró antes que yo que iba a estar en el equipo. Fue el primero en decirme cómo iba a ser todo. Me dijo que tenía que estar contento, pero sabiendo que no iba a ser fácil porque iba a haber momentos en los que no iba a jugar. Que esté tranquilo.
-¿Sos consciente de lo que se armó en Texas?
. Te juro que no lo puedo creer. Mismo el día que jugamos al mismo tiempo en Orlando Manu, Pato y yo. Son cosas que van a quedar en la historia y que uno hoy no se da cuenta.
-¿Con Nico Brussino hablaste?
. Sí, intercambiamos algunos mensajes y lo felicité cuando quedó. Espero verlo pronto.
- Invítenlo a algún asado. Lo dejan afuera siempre.
. Je, el tema es que hay que acomodarse todavía. El todavía no tenía auto, así que eso lo dificultó un poco, pero ya se va a dar.
Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor