Quiénes son los nuevos 10 integrantes del Salón de la Fama



Todos los años, el Salón de la Fama de Springfield se viste de fiesta para inducir a los nuevos integrantes de su selecto club. Ese día es hoy, y esta tarde quedarán para siempre en este lugar diez nuevos nombres, entre los que se destacan los exjugadores Shaquille O'Neal, Yao Ming y Allen Iverson.
Pero no son los únicos. Los otros siete serán: Jerry Reinsdorf (directivo de Chicago Bulls), Tom Izzo (entrenador de Michigan State), Sheryl Swoopes (exjugadora de la WNBA), Zelmo Beaty (exjugador), Darrel Garretson (exárbitro), John McLendon (exentrenador) y Cumberland Posey (exjugador). Cada uno, claro, tiene su historia, que detallaremos brevemente.
Reinsdorf fue uno de los directivos más importantes de la era moderna, líder de los Bulls de Jordan que ganaron seis anillos. Izzo, en actividad todavía, llegó a 7 Final Four con Michigan State. Swoopes fue 4 veces campeona de la WNBA y tiene 3 oros olímpicos y 2 mundiales con Estados Unidos, además de haber sido 3 veces MVP de la Liga. Beaty fue campeón y MVP de la ABA en 1971. Garretson, uno de los árbitros más respetados de la NBA por años. McLendon fue el primer entrenador negro en un deporte profesional de EEUU. Y Posey, que también fue un gran jugador de baseball, fallecido hace 70 años, fue uno de los grandes jugadores negros de principios de siglo pasado, cuando todavía no existían ni la NBA y la FIBA y no había competencias internacionales oficiales.
En cuanto a los 3 principales, ya hemos hablado de ellos por separado. Shaquille O'Neal, el centro más dominante de la NBA de los últimos 20 años, actual analista en la TV, fue 4 veces campeón de la NBA, 3 veces MVP de las finales, 1 vez MVP de la Luga, 15 veces All Star, campeón mundial, campeón olímpico...un crack. Un gigante distinto, que cambió a la Liga durante sus mejores años. Terminó su carrera con promedios de 23.7 puntos y 10.9 rebotes, dando la ventaja de haber jugado los últimos años como suplente, ya casi con 40 años.
Ming fue el hombre que le abrió los ojos al mundo en cuanto a la globalización de la NBA. Metió a China en la Liga y su gigantesco mercado, y la NBA para eso es la mejor del mundo. Durante años, Ming fue el centro de toda la parte comercial: All Stars, promos, giras por China, etc. Lamentablemente, nunca pudo equiparar su figura mediática con lo deportivo. Las lesiones minaron su carrera y terminó retirándose sin pena ni gloria. Tampoco consiguió nada importante a nivel selección con China. Fue mucho menos de lo que pudo ser, y quizá más de lo que nadie hubiese imaginado 10 años antes de su aparición.
Iverson es un caso especial. Con 1.80 de altura (o menos, para ser sinceros), jugó 14 temporadas en la NBA, siendo probablemente el jugador pequeño más desequilibrante de la historia de la Liga. Pese a su tamaño, hacía puntos de todas las maneras posibles, pero sobre todo encarando al cesto como un gigante. En 914 partidos de serie regular promedió 26.7 puntos, una bestialidad, y 29.7 en 71 partidos de playoffs, donde su mayor logro fue el subcampeonato de la NBA en la 2000/01. Ganó 155 millones de dólares en sueldos y muchos millones más en auspicios, pero hoy está en la ruina a partir de malas decisiones de todo tipo. Igual, un crack como deportista y jugador.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor