Vildoza: Quiero estar a la altura de la historia del Baskonia

Hablamos con Luca Vildoza sobre lo que significa su fichaje con el Baskonia y su continuidad en Quilmes por una temporada.


​Seguramente Luca Vildoza no se olvidará facilmente de su cumpleaños 21, día en el cual recibió la enorme noticia de su fichaje en el histórico Baskonia español. Además, como si esto fuera poco, cumplió su objetivo de seguir una temporada más en Quilmes, cedido justamente por el club de la ACB.
A continuación compartimos nuestra charla con un exultante Vildoza, disfrutando su gran momento y analizando lo que puede llegar a deparar el futuro inmediato de su carrera.
- ¿Es el mejor regalo de cumpleaños que podés llegar a tener?
. Totalmente, el mejor regalo y el mejor cumpleaños. Es un salto enorme, todavía no caigo en todo esto que está pasando.
- ¿Lo pensaste un poquito?
. No, te juro que sigo sin caer. Lo único que te puedo decir es que estoy re contento y feliz de saber que mi carrera tiene algo de futuro. Saber que el día de mañana pueda llegar a jugar en la ACB es algo que me tiene muy contento.
- ¿Cuándo te enteraste de la noticia?
. No sabía nada hasta hoy. Me llama Pablo Zabala a las 2 de la tarde y me dice "te tenemos un año más nosotros", le dije "bueno" y me quedé callado sin saber nada porque yo ya sabía que iba a quedarme en Quilmes. Y ahí Pablo continuó con la frase, me dice "te tenemos un año más con nosotros pero te acabamos de vender al Baskonia"... "¿Así me vas a dar la noticia, de verdad?" le contesté, el tipo me lo dijo como si nada (risas). Fue tremendo el momento.
- Igual el interés lo tenías hace rato.
. Sí, sabía del interés y de que me querían. No era una decisión fácil, pero igual yo quería quedarme por lo menos un año más acá.
- ¿Por qué te surgió la necesidad de quedarte? ¿Esa fue una condición para negociar con Baskonia?
. Todos sabían que quería quedarme un año más en Quilmes. ¿Sabés qué pasa? Que yo en la Liga no sobresalí nunca, soy el pibe que metió un par de goles lindos y me destaqué en algunos partidos, nada más. Mi intención de quedarme siempre estuvo en el deseo de que la próxima temporada pueda sobresalir y ser un tipo que pueda jugar en la ACB. Eso lo hablé con Javier (Bianchelli) cuando me decidí. Iba a ser una situación muy difícil saltar a la ACB siendo suplente en la Liga, no me convenía porque posiblemente iba a ir como un tercer base y no jugar, por eso quería tener un año acá para sobresalir. Me pone feliz porque es una decisión que tomamos con mi familia, y también porque fue una decisión de Pablo donde ahora con lo que entra por la mitad del pase a Baskonia y la operación de Tayavek Gallizzi el club va a estar mejor.
- Tenés el deseo de consagrarte en la Liga por así decirlo.
. Exactamente, y literalmente también se lo dije así a Javier. Quiero quedarme un año más para ser el que comande a Quilmes, tener buenos números y el año que viene sí irme a España con un poco más de nombre.
- ¿La palabra es consolidarte?
. Quiero demostrar que estoy para dominar una Liga. Quiero dejar de ser el pibe de Quilmes y ser uno de los dominadores de la Liga. Así como lo hizo Nico Brussino la temporada pasada o como lo hizo Facundo (Campazzo) en su última temporada, en menor nivel obviamente porque Facundo su último año acá la rompió toda. Esta temporada voy a intentar de disfrutarla de la manera más linda porque ya sé que tengo un club en la ACB, y me pone feliz porque no solo es parte mía sino también parte de mi viejo y mi vieja que están más contentos que nunca y de mi abuela que está siempre presente.
- No parece que va a ser un año fácil con Quilmes en lo deportivo.
. Quilmes está pasando por un momento difícil, es un momento de mierda, lo podés decir vos. Pero así como sabemos que no vamos a tener un equipo muy competitivo también somos conscientes de que vamos a dejar todo por la camiseta. No queremos que Quilmes esté en los últimos lugares, y nos vamos a romper para que eso no suceda. Javier me dijo que el equipo va a girar en torno mío, que me necesitaba porque mi presencia o no le cambiaba mucho la idea del equipo que tenía en la cabeza. Y eso de ser el conductor de Quilmes me pone feliz, es lo que quería y buscaba, porque además me va a servir de muchísima experiencia antes de dar el salto.
- El gesto que tuviste, porque es una decisión primariamente tuya de continuar en Quilmes, es algo de enorme valor para todo el club. Indiscutiblemente es un gesto de amor.
. Toda la gente sabe que mi amor por Quilmes es inmenso, el club me dio todo siempre y la gente se portó bárbaro conmigo desde el primer día en el que llegué. Siento un amor muy fuerte por Quilmes. Jamás escuché opiniones de otros, yo al club lo banco mucho y desde los ocho me dio todo. Tuve entrenadores como Nico Mengoni, que fue uno de los mejores técnicos que tuve, Luis Fernández que siempre me fue a ver en inferiores desde que jugué Liga Junior hasta que llegué a la Liga con el Loro Maffei que me hizo debutar, eso tampoco me lo olvido jamás. Después todos sabemos que Leandro (Ramella) me hizo progresar muchísimo porque siempre me dio chances en las tres Ligas que jugué. Y ahora con Javier también estoy muy contento porque él me conoce desde muy chiquito, hay una muy buena relación y nos tenemos confianza. Pero no es que hago esto porque me sienta en deuda con el club, yo siempre le di todo a Quilmes como Quilmes también siempre me dio todo a mí. Esa es la realidad. Sé que la sufrí como todo lo que sufrimos los de Quilmes, pero estoy orgulloso de permanecer acá. Esta temporada jugaré mi última temporada acá antes de irme, pero estoy seguro que voy a volver a terminar mi carrera acá en Quilmes porque el amor que siento por el club es único.
- ¿Cómo se maneja un año bisagra antes de irte a la ACB a cumplir un sueño? Imagino que no debe ser sencillo.
. No, tengo una ansiedad tremenda por irme a jugar allá, eso es obvio. Pero también sé que va a ser mi última Liga en Quilmes, que es el club que me vio nacer desde que tengo 8 años, sé que voy a dejar lo que no tengo por esa camiseta. Más allá de todo lo que digan estoy muy contento por representar a este club, y estoy contento por fichar en un club como el Baskonia que es un club elite de la ACB.
- ¿Te representa algo en especial que sea en Baskonia teniendo en cuenta que ha sido hogar de tantas glorias argentinas?
. Sí, es muy especial que sea el Baskonia y no en otro club. Vos mismo lo dijiste, por ahí pasaron jugadores tremendos como Luis, Chapu, Prigioni y tantos otros. Espero que el día de mañana pueda llegar a ser un consagrado como lo son ellos y poder mostrarle a los chicos el camino. El tiempo dirá si estoy al nivel de la historia del Baskonia, pero ese es mi deseo.
- ¿Hace cuánto tenías en tu cabeza el deseo de irte afuera? Hubo muchos indicios, desde querer anotarte para el draft, los intereses europeos, cosas que ya demostraban esa necesidad por dar un salto gigante.
. Mirá, yo desde que soy muy chico le dije a mi viejo que quería jugar Euroliga, en ningún momento le dije de jugar la NBA sino que quería jugar la Euroliga. En este momento se está cumpliendo ese sueño y creo que el hecho de que me haya contratado un club tremendo como el Baskonia es todo un privilegio. Tengo este sueño desde que empecé al básquet y estoy muy contento de que se haya dado.
- Y me imagino lo que habrá significado para toda tu familia.
. Sí, y sobre todo para mis viejos, que ahora seguro deben estar llorando de la emoción porque son igual de llorones que yo. Espero que estén disfrutando mucho de esto porque ellos son el %50 de lo que soy yo hoy en día. Cuando los llamé para contarle la noticia se pusieron muy contentos, y nada me puede poner más feliz que verlos a ellos bien. Nada es más lindo que ver a toda la familia contenta.
- ¿La selección influyó también para que vos te veas en la necesidad de dar este salto de calidad? Si bien ya demostraste que tranquilamente podés estar, esto es un empujón gigante para consolidarte personalmente y que en el futuro las opciones de estar con Argentina sean mayores.
. Sí, obviamente que la selección siempre está presente, en todas las decisiones de mi carrera. Me quedé re caliente por no poder haber ido a los Juegos, pero sé que Facu, Lapro y los demás chicos están dando la vida por estar ahí. Más allá de que la Generación Dorada haya jugado cuatro Juegos Olímpicos sabemos que todos, tanto ellos como todos los doce jugadores, están dejando la vida por estar ahí y representarnos. El otro día vimos por ejemplo a Pato, al Toro Acuña, a Marcos o Gaby Deck matándose, esa entrega total es lo que es la selección. Y sabemos que cada uno que se pone la camiseta de Argentina y está al lado de Manu, Carlos, Luis y de Chapu más que nada, tiene que dejar la vida por los colores en cada pelota. Estoy muy contento por haber tenido la experiencia con la preselección. Más allá de lo feo que fue el corte sé que dí todo para estar ahí pero no me alcanzó. Ahora tendré que trabajar más para poder estar ahí, y sin dudas que mi decisión de irme afuera también viene de la mano con la selección.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor