Croacia se llevó un triunfo clave ante Brasil: 80-76



Aunque todos los partidos de los Juegos Olímpicos son importantes, sobre todo en el Grupo B, por los resultados previos de ambos, un triunfo era clave tanto para el local Brasil (1-1) como para Croacia (1-1). Fue para Croacia por 80-76, en un juego peleado y en el que ambos sintieron la presión de lo que estaba en juego. Bogdanovic fue la gran figura de la noche, con 33 puntos.
Brasil, arengado por otro estadio lleno, empezó rápido al frente en dos minutos con una buena racha ofensiva, pero Croacia, cuando se estableció en defensa, dominó el partido claramente, poniendo el juego donde quería, haciendo que tomen decisiones los jugadores que quería (Nené básicamente, pero también a Lima o Felicio), defendiendo muy bien la pintura, tratando de evitar a los tiradores y, sobre todo, no permitiendo ni buenos tiros ni segundas opciones.
En ese aspecto se destacó Saric. En ese y en casi todos. Un crack. Defendiendo a Lima o a Nené en los cambios, atacando el aro desde la línea de tres puntos con dribling, pasando interior, tirando de lejos o en el poste bajo. Un clinic del ¿alero, base, pivote? que jugará en los Sixers el año que viene. Con esos argumentos, Croacia redondeó una primera mitad muy buena y se fue al descanso 41-31 arriba.
Como casi siempre, Brasil salió renovado del vestuario y amagó una reacción que le duró 4 minutos, hasta ponerse a 4 (41-45), gracias a un par de buenas defensas que le permitieron correr y anotar fácil. Otra vez Croacia se acomodó, no permitió más corridas, metió en el juego a su otro crack, Bogdanovic, y con un parcial de 9-0 sacó la máxima de 14, 55-41, a 3 minutos del final del período. Brasil empezó una reacción emocional con los veteranos Alex y Guilherme, y cerró bien el cuarto, 50-59.
Siguió con la tarea en el último y, justamente con un triple de Guilherme, explotó el estadio y se puso a 3 (64-67), con 5 minutos por jugarse. Brasil jugó cada segundo al límite, un poco permitido por los jueces, pero falló varias oportunidades para igualar. El tema es que Croacia no paraba tampoco de equivocarse. Así se llegó a los 3 minutos finales.
Triples de Bogdanovic y Saric parecían definir la historia (+9), pero rápidamente llegaron respuestas de Alex y Guilherme desde afuera, para meter al dueño de casa en partido. La pequeña brecha se mantuvo hasta las últimas posesiones, donde los croatas estuvieron más certeros desde la línea, ayudados además por algunos errores del conjunto sudamericano. Finalmente fue triunfo para Croacia por 80-76, acercándose a la clasificación a cuartos de final.

FM ENERGIA EN VIVO ...



Sponsor

Sponsor

Sponsor

Sponsor